viernes, 6 de julio de 2018

libro: El escuadrón cinco contra la temible orden de los Thelemitas

La unión de diferentes personas con habilidades para hacer frente a un enemigo común es algo habitual dentro del cine, la literatura o los comics. Algunos de los ejemplos más conocidos son Doce del patíbulo, ya sea en su adaptación cinematográfica o en la novela que se basa; Los Vengadores o una de las múltiples obras de Alan Moore, La liga de los hombres extraordinarios. Es precisamente esta última el referente más claro de la entrada de hoy. Desde aquí dar las gracias a la editorial por hacerme llegar un ejemplar para hacer la reseña.


Escrito por Paulo César Ramírez Villaseñor, la trama nos cuenta como durante la primera guerra mundial un misterioso personaje tras una máscara anti gas conocido como C contacta con George Patton; Pancho Villa; Lawrence de Arabia; Rasputín y Mata Hari para impedir que Aleister Crowley y su orden de Thelemitas desencadenen el apocalipsis.

Tal y como se puede ver la influencia de la obra de Moore es más que evidente, pero cambiando a personajes literarios por históricos. Dentro de la novela se distinguen varias partes: en la primera el autor se dedica a presentarnos a cada uno de los personajes, bien sea afrontando una misión, como ocurre cono Patton o Lawrende de Arabia, o dispuestos a enfrentarse al momento de su muerte como en el caso de Rasputín y Mata Hari. En la segunda vemos como estos personajes se van conociendo y van dejando de lado sus diferencias y van haciendo frente a pequeñas misiones hasta llegar a la última y tercera parte, que cuenta a los lectores el enfrentamiento final contra Crowley y sus secuaces, antes que consiga tener éxito en sus malévolos planes.

La novela es una aventura pulp donde los lectores podrán encontrar influencias a Star Wars, esos escuadrones de pilotos alemanes comandados por el barón rojo atacando a un zeppelin donde están nuestros héroes; James Bond, ese villano acariciando un gato blanco como hace Blofeld; Indiana Jones, con el toque esotérico presente en las aventuras del famoso arqueólogo y que los alemanes busquen un poder sobrenatural con el que ganar el conflicto bélico o al steampunk, con la aparición de maquinaria de apariencia futurista que no se crearía hasta años después.

Los personajes están bien construidos y el autor se ha documentado bien a la hora de trasladarnos al terreno del género de aventuras. Mis favoritos fueron Mata Hari, una espía tan bella como letal y el personaje que más me gustó y Pancho Villa, el famoso revolucionario mexicano y cuya personalidad no pocas veces me recordó al personaje encarnado por Eli Wallach en El bueno, el feo y el malo tanto por su sentido del humor, como por su capacidad a la hora de maldecir y la puntería a la hora de acabar con sus enemigos.

El libro, como ya he dicho anteriormente, es una aventura que transcurre en diversos lugares del mundo como Italia; Jerusalén; Inglaterra o Nueva York para impedir que el villano de la historia se salga con la suya. En este aspecto la historia es bastante dinámica, sin que en ningún momento decaiga la acción por lo que el aburrimiento queda descartado.

El gran problema que arrastra la novela es la comparativa con la novela gráfica de Moore y con su horrible adaptación a la gran pantalla. El autor tal vez fuera consciente de ello y con sus personajes ha querido rendir homenaje al trabajo del famoso guionista de comics y escritor inglés. Y es que no faltarán las críticas al trabajo de Paulo César Ramírez que acusen de plagio al escuadrón cinco. Particularmente no lo veo como plagio, y si como homenaje tal y como he indicado un par de líneas atrás.

La conclusión resulta demasiado precipitada, algo habitual dentro del género pulp, y el conflicto se resuelve en apenas un par de páginas. Lo que resulta una pena después de la cantidad de aventuras por las que han pasado los protagonistas. Aún así estas pocas páginas finales no conceden respiro al lector, ya que en breves párrafos los enfrentamientos entre los héroes y los villanos quedan resueltos de manera acertada.

Pero la novela da lo que promete, diversión a raudales y la posibilidad de volver a ver en acción al escuadrón cinco en futuras aventuras tal y como concluye el libro. Desde luego sería curioso volver a verles en acción y hacer frente a nuevas amenazas que quieran conquistar el mundo. Ya sea con la formación que conocemos o con otra distinta, con miembros ya presentes en el escuadrón original o con la incorporación de nuevos personajes que se unan a los antiguos en nuevas aventuras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario