jueves, 13 de diciembre de 2018

libro: Al final del bosque

Ah el bosque, lugar donde se desarrollan bonitas escenas bucólicas, espacio donde tienen cabida pasajes románticos, donde uno puede encontrarse bonitos animales para fotografiarlos o cazarlos, y también buscar setas. Pero también donde se desarrollan ambientes de pesadilla y de terror, tal y como ocurre en varias cintas y libros de terror, como el de la entrada de hoy escrito por uno de los autores que está viviendo una época dulce en lo que a publicar horror se refiere. Así pues viajemos a Estados Unidos para ver que nuevas maldades ha pensado para sus protagonistas.

Escrito por Tony Jiménez, con prólogo a cargo de Emilio López, un postfacio a cargo de Tamara López y unas increíbles ilustraciones interiores obra de Juan Alberto Hernández, que se ocupa también de la portada, la obra nos cuenta como los Emerson, padre e hijo, acuden a la que fue localidad de su progenitor Bluefield en Virginia Occidental, para un fin de semana de caza con un antiguo amigo del progenitor junto con dos conocidos más. Pero lo que se suponía una jornada tranquila, no tardará en volverse una pesadilla a medida que se internen en el bosque, donde nada es lo que parece.

Una vez más el autor vuelve al género de terror, donde se ha desarrollado su carrera literaria, para ofrecer a los lectores una obra en la que los sucesos se van desarrollando poco a poco, así como la violencia y la sangre, para ir preparando a los leyentes ante lo que está por venir. Mientras tanto nos va presentando a los personajes, y vamos conociendo las motivaciones y las relaciones que tuvieron en el pasado.
En ese aspecto tanto Douglas Emerson, el protagonista, así como Joseph Garland, el amigo que propone el fin de semana de casa, son los personajes que están mejor construidos y desarrollados a lo largo de la novela. A medida que avanza la acción, el autor introduce pequeños flashbacks en los que conocemos como se conocieron ambos personajes y como su relación fue cambiando a lo largo de los años, en un suceso que hizo que su amistad se viera puesta a prueba y que perdieran el contacto hasta que se reencuentran en este fin de semana.
Los otros personajes no están tan bien desarrollados, y se limitan a ser meros comparsas de los dos protagonistas principales. El autor nos da un par de pinceladas acerca de ellos, lo justo para conocer lo suficiente sobre los mismos y hacer que llegamos a tenerles cierto aprecio. Aún así su papel será relevante en el devenir de los acontecimientos, sobre todo en el tercio final de la obra. Donde el autor pisa el acelerador a fondo, y pone toda la carne en el asador para ofrecernos un espectáculo de violencia, sangre y locura que hará las delicias de los aficionados al terror..

A estas alturas, no descubro nada a los seguidores del escritor de su aprecio no solo a Stephen King, autor al que rinde homenaje de manera más o menos constante a lo largo de su carrera literaria, sino también a otros novelistas como Clive Barker o Lovecraft, aquí más presente que nunca sobre todo en los instantes finales. Donde las criaturas que aparecen, parecen salidas de la imaginación del oriundo de Providence.
Pero no solamente hay guiños u homenajes a los escritores arriba citados, sino también al mundo del comic, con el personaje de un militar llamado Adrian Chase como el protagonista del comic de DC Vigilante, los videojuegos, esa misteriosa niebla a la que se hace referencia en un momento determinado de la acción y que es la puerta a otro mundo tal y como ocurría en Silent Hill, o el cine. Y es que no resulta complicado ver como el lugar donde se desarrolla la acción, guarda no pocas similitudes con cintas como La cabaña en el bosque o Posesión infernal. Lugares en apariencia tranquilos, pero que albergan en su interior verdaderos horrores capaces de acabar con la cordura de cualquiera que se atreva a introducirse en sus dominios.

A medida que se desarrolla la trama, el autor va dando pequeñas pistas de lo que está ocurriendo en el lugar, como de lo que ocurrió entre los dos protagonistas principales, y de lo que puede acabar pasando como finalmente ocurre. Es en los instantes finales donde el autor da rienda suelta a su lado más salvaje, y nos ofrece no pocos instantes cargados de hemoglobina y violencia. Aquí nos demuestra que nadie está a salvo de sus instintos asesinos. Tal vez esto haga soltar algún que otro improperio al ver ciertas muertes, tanto por lo inesperado por como se cometen, pero esto es algo que caracteriza a este autor.

Las ilustraciones que acompañan a la obra son, tal y como he dicho hace unos párrafos, simplemente impresionantes. Y ayudan a los lectores a visualizar mejor el aspecto de algunas de las criaturas que se han descrito de forma anterior. Al ver los dibujos, no pude evitar acordarme de las portadas de Historias de la cripta o de los falsos comics de Creepshow, a los que el ilustrador rinde su particular homenaje a la hora de crear estor retratos de horror.
En cuanto al prólogo y postfacio son el perfecto acompañamiento a la obra, y tanto el uno como el otro sirven para preparar al lector ante lo que está por venir, como de los diferentes campos en los que el bosque ha formado parte de la obra, ya sea cinematográfica o no.

Un libro ideal para esta época del año, ya sea para regalar o autoregalarse y que supone una autentica gozada para los aficionados al terror.




lunes, 10 de diciembre de 2018

libro: El caballero del viento

Siempre es un placer leer relatos de autores que uno viene siguiendo. En estas historias cortas, los escritores han de condensar lo máximo posible la idea que les ronda en la cabeza y darle forma en una extensión breve de páginas a una historia concreta. En el caso de la entrada de hoy, son 16 cuentos breves los que conforman el presente libro, cuyo tono varía del drama a la comedia. Así pues veamos que nos depara este volumen.

Escritos por Alberto Caliani, el presente volumen supone una recopilación de relatos que el autor ceutí ha ido escribiendo desde que debutase en 2013. Como es norma habitual en el blog haré un pequeño resumen de cada uno de los relatos, y expresaré mi opinión acerca de los mismos:

- El taxista del infierno: un hombre realiza una llamada al taxista del infierno, para que le consiga una cierta cantidad de droga. Pero nada es lo que parece. Con este relato duro da comienzo la presente antología, con un relato que se va recrudeciendo a medida que se acerca a su final. Una historia breve pero dura, en el que el autor ceutí da muestras que con pocas páginas también es capaz de crear una historia en el que la violencia hace acto de presencia en las últimas páginas.

- La peor cena de mi vida: escrito en primera persona, el narrador nos cuenta su experiencia en Londres como estudiante y lo que ocurrió cuando pidió para cenar una tortilla de patatas. Con este relato el autor ceutí nos dibuja una sonrisa en la cara, y sirve para que haga gala de su peculiar sentido del humor y mala baba. Una historia bastante divertida, sobre todo cuando se revela a los lectores el particular método de la madre inglesa a la hora de cocinar un plato tan español.

- El caballero del viento: de nuevo escrito en primera persona, y que tiene lugar a lo largo de varios años, el narrador Fred nos cuenta su relación de amistad con el piloto alemán Peter a quien conoce siendo adolescente, y quien le hará descubrir su pasión y talento a la hora de volar. Historia muy bonita y con un final sorprendente. Aquí sorprende ver la faceta más tierna del autor, pero no será la primera vez que deja ver a los lectores esta cara capaz de emocionar. Puesto que en otros relatos también será capaz de conseguirlo, e incluso conseguir que se nos ponga un nudo en la garganta.

- La tiza de Samuel Zimmermann: ambientado en la segunda guerra mundial, pocas páginas le bastan al autor para conseguir emocionar a los lectores en un relato que recuerda, a pesar de su crudeza, a La vida es bella. Sobre todo en el tratamiento que hace de los campos de concentración, y del trato que allí recibieron los judíos. Relato duro pero que a pesar de su crudo final emociona y hace dulce un final que es bastante crudo y amargo.

- Recordando al héroe: a la residencia de Santa Hermenegilda llega Luis Ribalta para asistir al funeral de su amigo Tonio. Allí le contará a Jesús, el jefe de celadores, la historia de amistad entre ambos hombres. De nuevo el autor ceutí consigue emocionar con un relato que supone un canto a la amistad, entre dos personas tan diferentes como son Luis y Tonio. Un relato que vuelve a conseguir emocionarnos y vuelve a mostrar la faceta más tierna del autor ceutí.

- Una mala idea: a veces el querer sorprender a tu pareja y querer ser romántico puede traer funestas consecuencias, tal y como podrá comprobar el protagonista de este divertido relato. Después de tres relatos cuyo objetivo era emocionar, se agradece que el autor brinde un pequeño respiro a los lectores ofreciéndoles un relato con mucha mala baba, y que seguro conseguirá arrancar un par de carcajadas en su parte final.

- Morir cada día: tras perder a su anciano padre, una hija se hace cargo del cuidado de su madre enferma de Alzheimer. Relato muy duro, en el que autor presenta a los lectores la cara más cruda de esta enfermedad degenerativa, y como han de hacerla frente las personas que conviven con ellas. Me resultó bastante triste el ver como la hija ha de contar a su madre una y otra vez que su marido ha muerto, para volver a hacer lo mismo al día siguiente ya que no se acuerda de que se lo han contado y pasar de nuevo por la experiencia de derramar lagrimas por el ser querido que ha muerto.

. El síndrome de Ana Rosa: una mujer madura le expresa a su pareja sus deseos de quedarse embarazada, a pesar de las reticencias del hombre. Para ello acudirá a una clínica de fertilidad, pero a veces no explicarse bien puede traer divertidas consecuencias tal y como podrá  comprobar nuestro protagonista. De nuevo el autor vuelve a conseguir dibujar una sonrisa en el rostro de los lectores, con una historia no exenta de mala leche y de cierta crítica a la telebasura.

- Jugada maestra del destino: un matrimonio anciano acude a una entrega de premios en la que interviene su hijo. Mediante un flashback, el hombre recuerda como por azares del destino conoció a la que es hoy su esposa. Bonito relato que nos cuenta como a veces el destino parece colocar a las personas, en un momento y lugar determinado para que su vida cambie. Historia sencilla y con un final que, esperemos, se haga realidad algún día.

- El beso más largo que jamás he dado: de nuevo escrito en primera persona, el narrador, un asesino a sueldo, nos cuenta como quiere abandonar su profesión. Tal vez en su última misión su sueño se haga realidad e incluso sea capaz de conocer el amor. Uno de los relatos que más me gustó, tal vez por el aprecio que le tengo al thriller y a las cintas con sicarios como protagonistas, y que recuerda a The Mechanic, ya sea el original con Charles Bronson o el remake con Jason Statham, en el golpe que tiene lugar a mitad del relato. Un buen ejemplo de literatura noir, la cual espero que el autor vuelva a retomar ya que tiene buen ritmo y no se le da nada mal.

- Mi abuelo: relato con tintes autobiográficos en donde el autor ceutí nos revela como fue el encarcelamiento de su abuelo durante la Guerra Civil en Ceuta. Sin duda el relato que más me gustó de la presente antología, una historia muy bonita y tierna y en donde Caliani revela a los lectores una historia de su infancia, y que le narraron tanto su madre como su tía. Aquí el autor no carga las tintas acerca de los bandos ni se posiciona, su postura es neutral y hace ver que en ambos bandos se cometían atrocidades, pero no todos eran tan malos y eran capaces de dejar de lado sus diferencias para  apoyar a aquellos que eran amigos antes de que el conflicto estallase.

- Pánico en el cajero: un joven se dispone a sacar dinero, pero delante suyo hay una viejecita que pondrá a prueba su paciencia. Una vez más el autor deja salir su faceta más gamberra y con mala baba, para ofrecer a los lectores una historia que todos, en alguna u otra ocasión, hemos sufrido a la hora de retirar efectivo en el banco y más cuando andamos con prisa. Una historia que nos mantiene con una sonrisa permanente en el rostro, y que no nos abandona en ningún momento.

- La dama del estrecho: dos marineros trabarán amistad en Ceuta, la cual se volverá más estrecha cuando la tragedia golpee a uno de ellos. En un volumen que se ha caracterizado hasta entonces por el tono realista de la mayoría de los relatos, sorprende e incluso gusta ver como la magia y la fantasía hacen acto de presencia en una historia en el que el amor y la amistad van de la mano. De nuevo, el autor vuelve a conseguir emocionar a los lectores con un cuento en el que los sentimientos y la fraternidad se mostrarán en los instantes finales.

- El precio de la cobardía: escrito en primera persona, la narradora nos cuenta como hace tres años no tuvo valor para hacer una llamada o ayudar a su vecina Inés, y las consecuencias que se derivaron de ello. Relato que asusta debido a la realidad en la que está basado, y que no para de aparecer en las noticias. Una historia muy dura y cruda acerca de los malos tratos que sufren las mujeres, y de como buscan escapar de los mismos,  ya que lo único que les separa de seguir sufriéndolos es una simple llamada. Puesto que ya cuentan con el apoyo de sus familiares y amigos que conocen la situación por  la que están atravesando.

- Demasiado viejo para esto: ambientado en el futuro, un hombre acude a ver a su nieto recién nacido mientras que rememora los avances que ha sufrido esta sociedad futura, la cual permite vivir más tiempo mediante componentes robóticos. Interesante relato que plantea a los lectores, si los avances en algunos campos de la ciencia no puede suponer un paso atrás en según que situaciones. Una historia de ciencia ficción en la que el autor nos presenta una sociedad en apariencia feliz, tal y como nos cuenta el protagonista principal de la obra.

- La última navidad de Todd Banning: tras una guerra, un anciano enfermo hará todo lo posible para proteger a su nieto de una sociedad que se ha vuelto salvaje. Una historia en donde los buenos sentimientos y la ilusión están presentes a lo largo de sus páginas. Un relato que a pesar de presentar un futuro nada halagüeño, es capaz de ser lo suficientemente esperanzador tal y como se puede ver en los instantes finales.

Muy interesante recopilación de relatos y que, salvo los ejemplos citados, tiene un carácter bastante realista y da muestra del talento del escritor a la hora de alejarse del campo del género de aventuras y terror, en donde ha transcurrido hasta ahora su carrera literaria. Con estas historias el autor nos ofrece ejemplos de su versatilidad a la hora de contar a los lectores historias sin apenas sangre o violencia.

Con esta antología la editorial Palabras de agua vuelve a dar en la diana, a la hora de ofrecer a los lectores una colección de notables relatos y que nos muestran la faceta más tierna del autor ceutí, la cual me sorprendió. Ya que si bien conocía su faceta más guasona y gamberra, no supuse que sería capaz de emocionarme como hizo con algunas de las historias que aquí se han reseñado.

Si os gustan los relatos alejados de la fantasía y del terror, o si bien habéis seguido al autor en su periplo como escritor, no lo dudéis y haceros con el libro.








.

domingo, 2 de diciembre de 2018

libro: Casa de sombras

En estos días de frío no hay nada como quedarse en casa, y aprovechar las tardes para ponerse al día con aquellas películas, series o libros que teníamos pendientes. Es lo que ha ocurrido con la entrada de hoy, un libro de extensión breve y que se lee en un suspiro si sois ávidos lectores. Así pues viajemos a Darkgate City, una ciudad donde está lo peor de lo peor en cuanto a crímenes se refiere, pero que está a punto de presenciar un enfrentamiento definitivo entre las fuerzas del bien y del mal.

Escrito por Tony Jiménez, la trama nos sitúa en los años 40 en Darkgate City, una ciudad donde el crimen campa a sus anchas y presidida por la oscura mansión Dekreta, en donde cuatro jóvenes se internarán en busca de aventuras. Lejos están de imaginar que pasarán a formar parte del enfrentamiento definitivo entre un sádico asesino en serie, el vigilante que lo encerró y de los oscuros seres que viven entre las sombras de la casa.

Tal y como se puede ver en las líneas generales del argumento, no hay nada nuevo bajo el sol. Y ahí radica parte del encanto del libro. El autor visita lugares comunes utilizados en el terror, ya sea en literatura, series o libros, para llevarlos a su propio terreno introduciendo elementos de comic, no resulta complicado ver en el vigilante Dark una mezcla entre Batman, Constantine y La sombra y añadiendo ligeros toques u homenajes a otros grandes escritores del terror como Lovecraft o Barker.

Si hubiera una palabra para poder definir a este libro sería piloto. Y voy a explicarme del porque he decidido usar este vocablo. Según la forma en que está escrito, parece el piloto de una serie de televisión, puesto que parece el avance de una serie que está por venir. Ignoro si la intención del autor es seguir con futuras entregas ambientadas en Darkgate City con el vigilante Dark como protagonista, pero desde luego si decide hacer más será más que bienvenido.
Y es que el libro no decae en diversión en ningún momento, ya desde sus primeras páginas consigue engancharnos a la historia. Nos da la mano y no nos suelta hasta que hemos acabado la lectura, o paramos para tomarnos un pequeño respiro.

Al tratarse de una historia de terror donde la sangre y la violencia abundan, el escritor no se corta a la hora de mostrar y narrar a los lectores escenas desagradables, y hay unas cuantas a lo largo de sus páginas. Al estar ambientada en la década de los cuarenta, el autor se vale de parte de la inocencia que había en aquella época para ubicar las peripecias de los protagonistas y del asesino. Él cual no duda en asesinar a todo aquel que se pone por su camino, precisamente valiéndose de la buena fe de las personas tal y como ocurre con su primera victima cuando le conocemos por primera vez.

Si algo ha caracterizado la carrera del autor hasta la fecha, es la cantidad de referencias, guiños u homenajes, táchese lo que se prefiera, al terror y cine que ha ido mamando desde su más tierna infancia. Pero no solo a autores consagrados dentro del horror, sino también a series que hoy día son clásicos dentro del terreno del terror, ciencia ficción o fantasía. Así basta citar como ejemplos Sobrenatural o Buffy cazavampiros como los primeros ejemplos que el autor cita que le sirvieron de inspiración a la hora de crear la que es, hasta la fecha, su último trabajo publicado.

No se me olvide destacar las ilustraciones que acompañan a la obra, algunas libres de derechos pero otras creadas expresamente para la ocasión por Jorge J. Alonso,  Marco Gómez Gómez y José Raúl Orte. Tanto unas como otras son el acompañamiento perfecto a la trama, y ayuda a visualizar mejor a los lectores partes de la misma.

Un libro en formato bolsilibro que hará las delicias de aquellos fanáticos del terror, o que simplemente quieran evadirse durante un par de horas y que disfruten de los textos de autores como King, Lovecraft, cuya sombra es bastante alargada sobre todo desde el instante en el que la acción se traslada a la casa, o Barker.

lunes, 26 de noviembre de 2018

película: Viudas

Después de un silencio de 5 años tras haber ganado el Oscar por 12 años de esclavitud, el realizador británico Steve McQueen regresa a nuestras pantallas con su último trabajo. Para ello se ha decidido por adaptar a la gran pantalla una serie británica de los años 80 que en su momento gozó de gran popularidad. Y desde luego que su retorno no podía haber resultado más satisfactorio. Desde aquí dar las gracias a 20th Century Fox España por su atención y amabilidad en el pase de prensa.

Dirigida por Steve McQueen y escrita en colaboración junto con Gyllian Flynn, la historia nos cuenta como la vida de Veronica, Viola Davis, Alice, Elizabeth Debicki, y Linda, Michelle Rodriguez, cambia tras perder a sus maridos tras un fallido golpe. Desde ese momento decidirán cambiar su vida, para ello retomarán un golpe que sus esposos no llegaron a realizar. En su camino se las verán con dos candidatos a concejales, Jack Mulligan, Colin Farrell, y Jamal Manning, Brian Tyree Henry, quienes tienen sus razones para apoyar o enfrentarse a las desconsoladas esposas.

Thriller más que interesante en el que importan más las relaciones entre los personajes, que la realización del golpe. Se podría decir que es la respuesta adulta, bien dirigida e interpretada de Ocean's 8. Donde allí todo resultaba soso y mal interpretado, aquí todo funciona como el mecanismo de un reloj.

Varios son los elementos a destacar dentro de la cinta. El primero de ellos es, como no podía ser de otra forma, la elección de su reparto y en donde brillan con luz propia Viola Davis y una sorprendente Elizabeth Debicki, en un papel que puede significar un cambio de rumbo en su carrera y demostrar que es algo más que una cara bonita. Seguro que en la temporada de premios, no será nada raro verla en nominaciones como actriz secundaria.
Incluso Michelle Rodriguez logra aquí una de sus mejores interpretaciones alejada de la saga de A todo gas. Colin Farell también sorprende en una interpretación dramática y bastante contenida, Y por supuesto Robert Duvall sabe aprovechar sus breves instantes en pantalla como el padre del personaje de Farrell para volver a demostrar que es un gran robaescenas. Por último Daniel Kaluuya brinda una interpretación bastante sádica y maligna, como el hermano del personaje de Tyree Henry.
Además de los intérpretes mencionados, en el reparto también nos encontramos con Liam Neeson, como Harry el marido de Veronica, Jon Bernthal como el esposo de Alice y a Cynthia Evro como Belle, una conductora que se unirá a las viudas para dar el golpe.

El segundo elemento es la dirección de McQueen. Con su nuevo trabajo el realizador inglés demuestra que es uno de los realizadores más en forma del actual panorama cinematográfico. En esta ocasión el director británico cambia el drama, género en el que se ha desarrollado su carrera hasta este momento, por el thriller a pesar que el mismo posea elementos de drama.
Como ya he mencionado lo que le importa al realizador es la relación que se establece entre las mujeres, quienes no se conocen de nada y han de unir sus fuerzas para conseguir alcanzar el éxito en su propuesta. Pese a no tener las habilidades criminales de sus fallecidos esposos, su determinación hará que intenten conseguir el éxito en el que iba a ser el próximo golpe de sus difuntos maridos.

El tercer elemento es la ciudad de Chicago. La ciudad del viento es donde se cometen más crímenes con armas de fuego en los Estados Unidos, y en donde las diferencias culturales o económicas han ido creciendo con el paso de los años. Por ello la intervención de los personajes de Farrell y Tyree Henry resulta bastante determinante. Cada uno de los políticos busca favorecer a las clases menos favorecidas, aunque en realidad sus intenciones oculten otras más oscuras y distintas que la caridad que parecen profesar hacia las clases menos favorecidas.

Por último, pero no por ello menos importante, son las secuencias de acción. Estas aparecen diseminadas a lo largo del film, pero en el momento en que aparecen son bastante impactantes y sangrientas. Y además resultan clave para el devenir de los acontecimientos, sobre todo la primera de ellas y que marcará el inicio de la trama.

Pocos peros, por no decir ninguno, hay que ponerle a esta cinta y que sin duda contará con alguna que otra nominación para los que intervinieron en la misma. Sobre todo a la mencionada Debicki, cuya interpretación de mujer frágil y sumisa que poco a poco va cambiando, marcará su carrera para roles posteriores.

Una cinta que hará las delicias de los aficionados a los thrillers adultos, y que demuestra que habrá que seguir con más atención, si cabe, al realizador británico.

A continuación el tráiler:


Desde aquí dar las gracias a Fox por proporcionarme los materiales a la hora de realizar esta reseña.
Viudas se estrena el viernes 30 de noviembre.

domingo, 25 de noviembre de 2018

cortometraje: Sin ti

Hoy de nuevo vuelve a aparecer en este blog un cortometraje que lleva tras de si varias nominaciones y unos cuantos premios a sus espaldas. Una vez más el director ha elegido el terror como género, para ofrecer a los espectadores una historia en la que, una vez más, la familia tiene un gran peso en la trama y también el amor que se profesa a los seres queridos. Desde aquí dar las gracias a su realizador por poder darme la oportunidad de ver el corto con el que poder hacer la entrada de hoy.

Dirigido por Allan J. Arcal, autor también del guión junto con Juan de Dios Garduño, la historia nos cuenta como en el Siglo XIX María, Raquel Infante, se dirige a su casa tras pasar la tarde en el cementerio visitando a sus padres. Al llegar a su casa se encontrara con su marido Jesús, Nacho Guerreros, su hija Leyre, Noa Lara, y un terrible secreto.

Tal y como he indicado en el párrafo que empezaba la reseña de hoy, la familia vuelve a jugar un papel primordial en la trama, tal y como hiciera el anterior trabajo del director la oscura piel del alma En esta ocasión la historia tiene lugar en el Siglo XIX, por lo que el tono gótico es más que evidente, no solo por la época en la que esta situado, sino también por el aspecto sombrío que hay en todo el metraje.

La influencia de autores como Becquer o Poe, por señalar dos casos de escritores que destacaron en este género, es clara. Por ello los creadores del guión han tomado buena nota a la hora de crear la atmósfera que rodea a la historia. Y es que la misma no necesita de sangre, la misma brilla por su ausencia, de falsos sustos o música atronadora para asustar a los espectadores.  Aquí no encontrareis nada de eso. Tan solo una historia que se va volviendo más opresiva a medida que avanza.
Y es que el corto, de tan solo diez minutos de duración, en seguida nos pone en situación. Ya desde los primeros instantes sabemos que algo no anda bien. Temores que poco después se verán confirmados hasta llegar a un final sorprendente y crudo, no por violento, sino por la conclusión de la historia en el que el amor, en ocasiones y como se ve en esta ocasión, también puede llegar a ser una peligrosa obsesión y acabar con la cordura del más pintado.

Dentro del reparto hay que destacar el rol llevado a cabo por Guerreros. Aquí en un registro más serio y alejado de su papel de Coque en La que se avecina. En esta ocasión, el intérprete riojano nos muestra su faceta más seria en una actuación en el que con su mirada y gestos consigue transmitir más que con sus palabras. Su papel no necesita de grandes frases, puesto que apenas pronuncia un par en el corto, por lo que ha de valerse de sus ojos para conseguir transmitir el miedo y la angustia en los instantes finales de la historia.
Por supuesto el papel con más chicha y determinante para el devenir de los acontecimientos es el realizado por Infante. La actriz, que cuenta tras de de si con una amplia carrera a sus espaldas en series de televisión, como Mar de plástico o Arde Madrid, por decir algunos de sus trabajos da vida en esta ocasión a una madre con secretos ocultos y a quien el amor por su familia será su perdición.
En lo que respecta a Lara sabe aprovechar los pocos instantes que aparece en pantalla para lograr transmitir a los espectadores la sensación de tristeza y miedo de su personaje, que resultará determinante para la conclusión de la historia.

La música también juega un papel importante, y la partitura compuesta para la ocasión por Jesús Calderón supone el acompañamiento perfecto para la historia. La composición resulta triste, por lo que complementa a la historia y se ajusta a la misma como un guante. El compositor logra una partitura que consigue transmitir la sensación de terror y desasosiego que necesita la historia.

Con este nuevo trabajo el realizador se confirma como un realizador a seguir dentro del género fantástico y de terror patrio. Y es que el bagaje como escritor se nota a la hora de saber crear historias que consiguen enganchar a los espectadores. Si además une fuerzas con otro autor que de un tiempo a esta parte le ha cogido el gusto a eso de ponerse tras las cámaras, el resultado no podía resultar más prometedor.
Ambos creadores consiguen transmitir mediante imagenes el terror que provocaban sus palabras. Pero aquí cuentan con la desventaja de que tienen poco tiempo para conseguir asustar, ya que mientras que un libro lo puedes dejar aparcado, en un corto cuentas con un breve espacio de tiempo para contar una historia que consiga enganchar y, como en esta ocasión, asustar a los espectadores que se acerquen a la misma. Algo que ambos han conseguido con un resultado más que satisfactorio.

El corto aún sigue en exhibición por diversos festivales, y hasta la fecha ha conseguido 4 premios y 40 selecciones en diversos apartados. Desde aquí desearles la mejor de la suerte a sus responsables en futuros festivales.




martes, 20 de noviembre de 2018

libro: Gilda

Dentro del género negro hay dos nombres que están asociados a mujeres fatales, y que dan título a sus films respectivos. El primero es Laura, el segundo Gilda. Precisamente es el personaje encarnado por la inolvidable Rita Hayworth el que da nombre al título de la entrada de hoy. Un libro de suspense, pero con grandes dosis de sexo y lenguaje malsonante. Desde aquí dar las gracias a la editorial por hacerme llegar un ejemplar de cortesía con el que poder hacer la reseña de hoy.

Escrito por Moira Cooper el libro nos cuenta las peripecias de Gilda, una estudiante de Bellas Artes, que se verá relacionada con diversos personajes entre los que se incluyen Ariza, un detective privado, o Merche una atractiva panadera. Sus caminos se cruzarán por azares del destino.

Breve novela pero cargada de grandes dosis de sexo, con escenas bastante explicitas que parecen sacadas de una cinta porno, pero que sirven de complemento a la trama que se va montando en la línea de diversos thriller. De hecho se podría decir que el libro es un dos por uno, por un lado tenemos dos casos del investigador Ariza. En el primero irá tras la búsqueda de un asesino de prostitutas conocido como El Matarife, en el segundo se verá envuelto en un caso de infidelidad y que será clave para el devenir de los acontecimientos. En ambos casos, el detective encontrará un hueco para dar rienda suelta a su pasión con casi cualquier fémina que se cruza en su camino.

Esta es la primera ocasión, si no me equivoco, en la que tengo la oportunidad de leer una obra de esta autora y espero que no sea la última. La novela engancha casi desde sus primeras páginas, en donde la autora empieza fuerte a narrarnos una visión onírica de un encuentro sexual entre Gilda y un modelo, para luego pasar al que será el coprotagonista del libro, el investigador Ariza. Y es que son estas partes donde se puede apreciar que a la autora se le da tan bien escribir escenas de sexo, como otras más sórdidas y otras que tienen el mejor aroma al cine negro clásico.

Esta no es una novela para estómagos sensibles, no solo por el lenguaje soez o por las escenas explícitas de sexo, sino también por un par de escenas truculentas que tienen lugar durante la primera investigación de Ariza, y que sin duda harían las delicias del John Doe de Seven o de Jigsaw de la saga Saw.

Mientras avanzaba en la lectura, me preguntaba si las partes de sexo se podían haber omitido y que la autora se centrase únicamente en la parte negra de la trama. Y la respuesta es no, si bien las partes del thriller pueden funcionar de forma independiente al argumento principal, en realidad los personajes se mueven por una pasión que les arrastra y por la que se mueven. Ellos necesitan esos encuentros sexuales para dar rienda suelta a sus impulsos, y una vez los han satisfecho pueden seguir adelante con sus vidas.

El lenguaje usado por la autora es sencillo, directo y no se anda por las ramas, por lo que va directa al grano y no se entretiene en cosas superfluas. Por ello cada uno de los personajes que aparecen tiene su momento y peso en la trama. Y aquellos que aparecen de forma secundaria, una vez han cumplido su función, ya sea el de dar conversación a alguno de los personajes o el de ayudar al investigador en su caso, no vuelven a aparecer en el resto de la novela.

Con este nuevo título, la editorial Wave Books vuelve a dar muestras de su versatilidad a la hora de publicar libros enmarcados en diferentes géneros. Ya sea terror, fantástico, cómico o, como en este caso, erótico.

Si os gusta la literatura erótica, con lenguaje bastante explícito, y que además se complementa cono una trama de cine negro o viceversa, no lo dudéis y dadle una oportunidad. Seguro que no os vais a arrepentir.

domingo, 18 de noviembre de 2018

libro: Opera prima. De la independencia al blockbuster

Los comienzos nunca son fáciles. Cuesta empezar una nueva andadura o inicio en cualquier faceta de la vida. Y si ya hablamos del mundo de la cultura, esas complicaciones se amplían. Ya que a la hora de crear cualquier obra, ya sea pictórica, literaria o cinematográfica, como es el caso del libro que se reseña hoy aquí, uno ha puesto muchas esperanzas, esfuerzo e ilusión en que el resultado sea lo mejor posible. La entrada de hoy nos habla de algunos realizadores que comenzaron dentro del terreno independiente, para luego pasar a dirigir grandes superproducciones. Algunos con mejor resultado que otros. Así pues veamos que nos depara el presente tomo.

Coordinado por Miguel Ángel Plana que se encarga de la introducción y del epílogo, prólogo de Miguel Ángel Vivas y con la colaboración de expertos en el séptimo arte como Carlos Díaz Maroto, Ángel Gómez Rivero, Montse Rovira, Carlos Benítez Serrano, José Luis Salvador Estébenez y Jairo Sobrino Rubio el libro nos habla de la primera cinta de realizadores como Christopher Nolan, Duncan Jones, Darren Aranofsky o Nicolas Winding Refn entre otros y de su salto posterior, salvo en el caso de Refn, al cine más taquillero.

Interesante y ameno libro en el que los directores antes mencionados, más otros que he dejado sin mencionar, son analizados por los expertos quienes nos hablan de la primera cinta de los realizadores y de las influencias que tuvieron a la hora de afrontar su debut en la realización. También de como algunos de ellos tuvieron que suplir la falta de presupuesto, con grandes dosis de imaginación para sacar adelante el proyecto en el que se habían embarcado.

Con un lenguaje sencillo, cada uno de los colaboradores nos cuentan su opinión acerca de la primera cinta de estos directores, así como la evolución que ha ido sufriendo su carrera. Mientras que algunos de ellos han seguido teniendo intacto el talento que les hizo debutar, como en el caso de Nolan, otros, como Josh Trank, Gareth Edwards o Jones, han visto como proyectos en los que se han inmiscuido no han salido tan bien como habían planeado en un principio. Ya sea por desencuentros con el reparto, por no haber podido desarrollar del todo la idea que tenían en un principio o por haber resbalado en taquilla, lo cierto es que algunos de estos realizadores parecen haber perdido parte de la fuerza que hizo que Hollywood se fijara en ellos.

Si bien ya conocía alguna de las operas primas que se mencionan, otras me resultaban desconocidas y a raíz de leer su argumento me ha entrado curiosidad  por verlas. Y es que si una de las funciones principales de los libros que versan como un tema en particular, como historia, cocina o cine como es el caso que nos ocupa, es el de dar a conocer al público que se acerca a los mismos datos o información que desconocía.

Si algo he echado en falta es que no se mencionen a otros directores que empezaron en el cine de bajo presupuesto, para luego dar el salto a la primera división cinematográfica. De esta forma realizadores como Bryan Singer, Quentin Tarantino o Steven Spielberg entre otros son mencionados en el capítulo correspondiente a las operas primas que hay que ver. Me extrañó que no se mencionasen a estos cineastas, algo que luego pude comprobar, ya que algunos de ellos dirigieron algunas cintas que hoy son consideradas obras de culto, como Reservoir Dogs de Tarantino, El diablo sobre ruedas de Spielberg o Los duelistas de Ridley Scott.

Pese a la brevedad del libro, poco más de 160 páginas, uno se queda con ganas de más.Como si fuera una especie de introducción a futuras entregas con la misma temática. Sin duda sería interesante conocer el punto de vista de más colaboradores acerca de la opera prima de cineastas como Jim Jarsmuch, Kevin Smith o Steven Sodenberg, los cuales se mencionan dentro del apartado de operas primas que hay que ver arriba mencionado.

En resumidas cuentas un libro que gustará a aquellos aficionados al cine, o a los que quieran saber algo más acerca de la opera prima de algunos de los realizadores que hoy día se encuentran de moda.