domingo, 17 de junio de 2018

libro: La misericordia del verdugo. Coburn 2

El género negro es uno de mis favoritos, ya sea en literatura o en el cine. Los ambientes sórdidos, con tipos duros, mujeres fatales y frases cortas, pero lapidarias, siempre me ha llamado la atención. Hoy en el blog vamos a hablar de la secuela de una novela negra que tuvo buenas críticas cuando se lanzó. Una segunda parte que nos trae de vuelta a este sicario y que supera a su predecesora. Desde aquí dar las gracias a la editorial por hacerme llegar un ejemplar para reseñar.


Escrito por Pablo García Naranjo,  la acción arranca donde acabó la primera parte, con un Coburn herido, cansado y queriendo dejar todo atrás. Para ello decide trasladarse a Humilladero, cerca de la frontera con México y donde Quint, su antiguo compañero del ejercito, gobierna a sus anchas. Pero como Coburn comprobará, a veces es imposible dejar atrás quien eres y sin pretenderlo tendrá que volver a hacer aquello que mejor sabe, cuando se vea en medio de una guerra por tráfico de drogas.

Con su último trabajo el autor vuelve a la novela negra, después de haber escrito en géneros tan dispares como el terror o la ciencia ficción. Y es en este terreno donde mejor parece desenvolverse. Las situaciones y personajes son puro noir, aquí apenas existen personajes buenos. Todos los que aparecen son criminales, y tan solo se mueven por los intereses que mejor les convengan para su futuro. Y es en este mundo donde Coburn parece tener algo de brújula moral, y quien sabe diferenciar entre lo bueno y lo malo. Pero tal y como se demostró en la primera parte, a veces hacer lo correcto no es siempre lo más conveniente y trae consecuencias.

Tal y como hiciera Richard Stark, seudónimo de Donald Westlake, en Payback de Coburn tan solo se sabe su apellido. Es un hombre más conocido por sus acciones y su profesionalidad a la hora de ejecutar los encargos para los que ha sido contratado, que por su pasado. Si bien el personaje sería un villano en la vida real, no ocurre así en el literario donde es una especie de héroe en un mundo plagado de criminales. Y es que resulta casi imposible no ponerse de su parte a las pocas páginas de esta secuela, y más conociendo los sucesos que tuvieron lugar en la primera parte.
Aquí nos encontramos con un Coburn más viejo, más desencantado y más harto de todo. Tan solo quiere vivir en paz, pero es algo que el destino parece negarle. Y pese a ello, sigue siendo un cabrón duro de pelar. Puede que no sea igual de fuerte, pero la experiencia en este mundo es un grado y no duda en emplearla para salir airoso de las situaciones peligrosas en las que se verá envuelto.

Las frases que dicen la mayoría de los personajes son como un puñal, cortas, concisas y frías. Y es que los hombres que y mujeres de este mundo son más de acción que de palabras. Para ellos una bala o un puñetazo tienen más comprensión que una larga parrafada. Y son precisamente las situaciones de acción las que tienen lugar en algunos instantes de la novela las que atrapan aún más a los lectores.
Cuando tienen lugar estos momentos la violencia estalla, y el autor no duda en describir con detalle estos instantes. Y es que son estas ocasiones las que ayudan a liberar toda la tensión que se ha ido acumulando. Es como el vapor que suelta una olla a presión, si no lo soltara la olla explotaría. Aquí es lo mismo, los tiroteos hacen que todo lo que los personajes se estaban guardando ayuden a soltarlo. Y los mismos están muy bien descritos, el autor los hace muy visuales y cinematográficos lo que sin duda favorece a que sea más dinámico y espectacular.

Con La misericordia del verdugo el autor vuelve a trasladarnos a la década de los años cincuenta, a pesar de que la historia tiene lugar veinte años después. Coburn,, al igual que hicieran los criminales de los 50 quiere cruzar la frontera y vivir sus últimos años en paz. México era el destino escogido por los forajidos, un lugar donde poder gastar el dinero acumulado y poder bañarse en sus aguas y huir del frío clima de la ciudad en donde desempeñaban sus trabajo, normalmente Nueva York o Chicago. Es por ello que para ellos México era una especie de paraíso, donde poder huir del infierno que era su vida.

Algunos libros suelen traer como extras ilustraciones, notas del autor sobre como se gestó la obra, algún pequeño relato ambientado en el libro que acabamos de leer etcétera. Son pequeños premios y una forma de recompensar a los lectores. Aquí en futuras ediciones deberían regalar una botella de bourbon y un paquete de cigarrillos. Ya que es lo que a uno le apetece tomar mientras lee las peripecias de Coburn, así la lectura resulta más satisfactoria y ayuda a meternos en el universo criminal que nos ha descrito el autor.

miércoles, 13 de junio de 2018

libro: Ausculta

Hace pocos minutos que he acabado de leer el libro que protagoniza la entrada de hoy y aún sigo impactado. Pocas veces un libro ha conseguido que me cabreara y me encantara a partes iguales. Y es que la forma en que esta contada la historia te atrapa a las pocas páginas, te engancha y no te suelta hasta que uno ha terminado su lectura. Así pues bienvenidos a una sociedad futura, en donde el ser diferente al resto marcará el resto de tu vida. Desde aquí agradecer una vez más a la editorial por mandarme un ejemplar de cortesía para poder hacer la reseña.

Escrito por Ester Barroso la historia nos traslada al Siglo LXV, en donde después de multitud de guerras la humanidad ha evolucionado de Homo Sapiens a Homo Mentis. Las palabras ya no son necesarias, puesto que todo se hace mediante ondas y vibraciones. Pero cuando nace Ausculta, una Homo Sapiens con la capacidad de oír y hablar, ni la sociedad ni su madre ni hermanos están preparados para este paso atrás en su mundo tan avanzado.

Tal y como he indicado en el párrafo que abría esta reseña, es un libro que te atrapa desde un primer momento. Y bastan pocas páginas para que uno empiece a decantarse por la protagonista y empezar a tener manía al resto de personajes que van apareciendo, salvo en raras excepciones. La mayoría de caracteres que van desfilando a lo largo de sus páginas, son seres sin ninguna clase de empatía. Pueden haber evolucionado, alcanzar un grado superior de inteligencia, pero en lo que respecta a los sentimientos y mostrar afecto a los que son diferentes a ellos se han quedado en la Prehistoria.

El mundo que nos presenta la autora es totalmente frío. La evolución de los seres humanos ha supuesto, en realidad, una involución. Las palabras y el poder de transmitir con ellas lo que pensamos o sentimos es necesario para nuestro día a día. Ahora imaginad una sociedad en la que todo esto ha desaparecido, el decir lo que sentimos se transmite mediante programas informáticos y no podemos comunicar cuando estamos alegres, tristes o tenemos dolores.

Y es que en esta sociedad tan avanzada, tan supuestamente moderna en realidad es una sociedad que aísla a los que no son como ella. Bajo este prisma la autora esconde, en una crítica nada disimulada, a todas aquellas sociedades que discriminan a los que son diferentes a ella, a los que no entran en lo que para ellos son normales. Aquí es a nuestra protagonista por su habilidad para oír y hablar, pero no hay que irse muy lejos para encontrar ejemplos en algunas sociedades que discriminan a personas, ya sea por el color de su piel, su forma de pensar o por su orientación sexual.

La protagonista intenta encajar en un mundo que no es el suyo. Es un personaje que desde que nació solo ha conocido el rechazo, salvo en contadas ocasiones, y por ello intenta encontrar su sitio. No se le dan oportunidades, y esto hace que se vaya llenando de amargura. Es una mujer que tan solo busca dar y recibir amor, pero no para de negársele una y otra vez. Lo que te hace pensar en como actuaríamos nosotros en su caso, si supiéramos que en realidad somos mucho más listos de lo que aparentamos y que por ser diferentes no nos dejan demostrarlo y nos aíslan. Minando nuestra confianza y haciendo que apartemos de nuestro lado a aquellos que han estado a nuestro lado desde el primer momento.

El mundo de la ficción no es la primera vez que utiliza la fantasía para criticar aspectos en los que está en contra. El mejor ejemplo lo encontramos en el mundo de los comics en la década de los 60. En estos años fue cuando debutaron los mutantes de la Patrulla X. Bajo sus poderes que los alejaban y marginaban de la sociedad, los autores quisieron dar un toque de atención hacía la sociedad americana que prejuzgaba y discriminaba a los que se alejaban de los patrones que ellos consideraban correctos. No resulta complicado ver en los mutantes a los gays, lesbianas o gente de color.

Ahora la autora vuelve a valerse de ese planteamiento pero al revés, Ausculta es la que es distinta en un mundo de gente evolucionada. Es ella a la que marginan por ser distinta a ellos.

Con un lenguaje dinámico, no exento de tacos y situaciones violentas, en donde el humor está casi ausente la autora nos engancha y no nos suelta hasta el final.

Una lectura muy recomendable y con la que la editorial Wave nos ha dado una nueva alegría.


martes, 12 de junio de 2018

película: El dragón ataca

Como dice uno de nuestros más famosos refranes "aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid", hoy os traigo la que es, probablemente, una de cintas más psicotrópicas y raras protagonizadas por uno de los clones de Bruce Lee, cuyas principales figuras fueron analizadas en la entrada anterior. Una película en la que todo atisbo de lógica brilla por su ausencia, y en la que queriendo abarcar mucho se queda en nada. Así pues, vamos a conocer algo más acerca de esta producción.

Dirigida por Law Kei, la trama de la cinta es la siguiente: Bruce Lee, con los rasgos de Bruce Leong, muere y despierta en el infierno. Allí tendrá que impedir que las fuerzas de mal, compuestas por atención: Drácula; El Padrino; James Bond, Emmanuelle, El hombre sin nombre de la trilogía del dolar; El exorcista y Zatoichi entre otros se hagan con el trono del infierno. Pero en su lucha nuestro protagonista contará con la ayuda de Popeye.
Huelga decir que las figuras se parecen en el blanco de los ojos a quienes pretenden homenajear. Uno no puede evitar acordarse de Manolo Escobar a la hora de ver al doble del agente secreto más famoso de la historia del cine.

Los múltiples homenajes al pequeño dragón se sucedieron al poco de morir con multitud de producciones interpretadas por sosias del verdadero Lee. Pero esta sin duda se lleva la palma. Y es que uno puede meter homenajes más o menos evidentes en sus cintas y hacerlos de forma más o menos evidente. Pero lo de esta película es una muestra de como no debe de hacerse. Y es que basta con mirar su año de realización, 1977, para darse cuenta del sin sentido del film. Todos los enemigos a los que ha de hacer frente nuestro héroe estaban vivos en el momento de hacerse la película, por lo que pretender que estuviesen muertos, al igual que Lee, me parece de una falta de respeto tremenda. Aún así vamos a concederle el beneficio de la duda y aceptemos barco como animal acuático. Tal vez la conversación a la hora de la escritura del guión fuera la siguiente:

- Director: acabo de ver en una sesión de cine El Padrino 1 y 2.
- Guionista 1: pues yo El Exorcista.
- Guionista 2: yo la última de James Bond.
- Guionista 3: y yo la trilogía del dolar.
- Director: ah y hace poco también Emmanuelle y una de Zatoichi.
- Guionista 1: mis hijos están que no cagan con Popeye.
- Guionista 2: pues a mi Drácula de Lee me gusta.
- Guionista 3: a que no hay huevos de meter todo esto en la nueva película de un clon de Bruce Lee.
- Director: desafío aceptado.

Y es que esta película debería mostrarse en las escuelas de cine, para que los estudiantes vean todo lo que no hay que hacer a la hora de hacer un guión, enfocar con la cámara o dar instrucciones a los actores a la hora de dar vida a los personajes. Todo lo que penséis que no se puede hacer a la hora de realizar una película esta aquí.

Tal vez la intención de los responsables fuera la de ofrecer algo épico y entretenido, pero el resultado final es el de una comedia involuntaria. Y es que uno no puede evitar reírse ante la cantidad de incongruencias que desfilan ante nuestros ojos. Pero sin duda el momento que se lleva la palma, es la tercera pierna de Bruce Lee, tal y como podréis comprobar en un trailer editado en el que se nos muestran algunos de los mejores momentos del film.

Y pese a ello recomiendo su visionado, tanto para los que tengáis interés en ver una de las películas más marcianas hechas como homenaje a Lee, como para aquellos que os gusten las cintas malas. Esta es sin duda uno de esos clásicos de la caspa que hay que ver para echarse unas buenas risas.

A continuación el trailer antes mencionado:



lunes, 4 de junio de 2018

libro: Bruceploitation. Los clones de Bruce Lee

Bruce Lee fue una gran estrella del cine de acción y de las artes marciales. Con su muerte, los aficionados a este género se quedaron huerfanos de un actor que ayudó a introducir las artes marciales en el cine occidental. Pero los productores y directores asiáticos no estaban dispuestos a permitir que la fiebre de Lee pasara. Por ello no esperaron mucho para encontrar a intérpretes que se parecieran al pequeño dragón y seguir exprimiendo la gallina de los huevos de oro. Este libro nos habla sobre los diversos clones surgidos a raíz del fallecimiento de Lee y las producciones en las que intervinieron. Un estudio bastante completo y ameno, y que permite a los lectores saber más acerca de estos sosias de Lee.


Escrito por Iván Fernández, el libro se compone de una introducción y 4 capítulos. El primero dedicado al verdadero Lee y los siguientes dedicados a sus clones, siendo el segundo el más extenso ya que se dedica a analizar a los tres clones principales, es decir, Bruce Li; Bruce Le y Dragón Lee, quienes con mayor o menor fortuna intentaron recoger el testigo y el  hueco dejado por el original. El tercer capítulo está dedicado al resto de clones, ya sean asiáticos, afroamericanos e incluso hay espacio para las parodias y las biografías que intentaron contar a los espectadores la vida de Bruce Lee. Huelga decir que cada una de ellas afirma ser la definitiva historia acerca del pequeño dragón. El último capítulo está dedicado a la bruceploitation en otros medios, como la televisión o los videojuegos, y los proyectos que no llegaron a ser. Por último, el epílogo está dedicado al futuro de la Bruceploitation en el panorama cinematográfico actual.

No hay duda de que el autor, como gran amante del cine de artes marciales que es, ha llevado un gran trabajo de investigación a la hora de escribir el libro. Si bien conocía a los clones, así como algunas de las cintas que interpretaron, según avanzaba en la lectura del libro me daba cuenta que apenas había rascado la superficie, y que la gran mayoría de títulos aquí mencionados me eran completamente desconocidos.

Si por algo se caracterizaban los títulos de estos clones, eran por ser meras copias de las cintas originales del verdadero Lee. Los productores y directores no dudaban en titular las cintas con algunas de las palabras con las que llamar la atención de los espectadores. De ahí que no es extraño encontrar en la mayoría de los títulos vocablos como: mortal, furia, dragón o muerte por citar algunos de ellos.
Y como no podía ser de otra forma también hacían acto de aparición algunos de los elementos característicos del cine de Lee, como su famoso chandal amarillo o los nunchakus.
Otro elemento en común que tenían estas producciones eran la aparicón de algunos actores que trabajaron con el verdadero Lee. Baste citar el caso de Bolo Yeung, quien encarnaría al villano Chong Li en Contacto Sangriento, uno de los habituales dentro de la Bruceploitation encarnando a uno de los villanos a derrotar por el héroe de la cinta.

Tal y como cuenta el autor a lo largo de las páginas, la mayoría de estas producciones se caracterizaban, en su mayoría, por ser producciones con una calidad bastante baja en lo que a nivel de guión o dirección se refiere. Pero lo que realmente importaba de estas producciones era el nivel marcial de los protagonistas, por lo que al menos esta faceta las producciones solían cumplir en lo que a nivel de acción y peleas se refiere, que era lo que uno buscaba a la hora de realizar su visionado. No hay que olvidar que muchas de estas películas vivieron su autentico boom en la década de los ochenta, con la aparición de los videoclubes y con las ganas de los espectadores por ver cine de artes marciales y todo lo que tuviera que ver con el protagonista de Operación Dragón. Aunque a la hora de verlas y ver que de Lee no había nada, salvo la portada, el chasco era mayúsculo al comprobar que lo que habíamos visto en la carátula no se correspondía en nada con lo que había en el interior.

Este es un libro que esta hecho exclusivamente para todos los que crecimos viendo este tipo de producciones, lo que no quita para que los aficionados al cine de artes marciales o sientan curiosidad por estos clones puedan acercarse al mismo. A lo largo de las páginas y mientras uno avanza en su lectura, se nota la pasión y el cariño que el autor tiene hacía las producciones protagonizadas por los clones. Y eso es algo que consigue transmitir. Una vez uno ha acabado su lectura o mientras hace una pausa en la misma, siente curiosidad por ver algunas de estas cintas y satisfacer la misma. Pero también hay que ser consciente de lo que uno se va a encontrar cuando ve un film de estas características: mala dirección, un guión casi inexistente, interpretaciones dignas de obra escolar de fin de curso infantil, por lo que uno espera con ansía las secuencias de acción para ver el nivel marcial exhibido por los actores.

Con este libro la editorial Applehead Team se apunta un nuevo tanto, y nos vuelve a transportar a la década de los ochenta y de los videoclubes. No en vano parte de su catálogo editorial se basa en cine de explotación, que ahora está viviendo una edad dorada gracias a los festivales de cine cutre. Los cuales rinden homenaje a este tipo de producciones, y que son perfectas para ver en compañía de amigos con cervezas y aperitivos variados.

En el siguiente enlace podréis encontrar una entrevista con el autor en donde nos habla de sus películas favoritas, y menos favoritas, dentro de este género: http://www.rtve.es/noticias/20180311/bruce-li-ly-lai-liang-leung-lung-thai-clones-bruce-lee/1686653.shtml




sábado, 2 de junio de 2018

libro: Tenebrae. Cuentos de lo oculto

Una vez más en el blog reseñamos una antología, y de nuevo vuelve a estar escrita por un único autor. Un escritor que no es la primera vez que aparece por este blog, y en esta ocasión deja libre su lado más salvaje y sangriento para ofrecernos escenas y momentos no aptas para estómagos delicados. A lo largo de los 13 relatos que conforman el presente volumen, los lectores están invitados a conocer el horror más sangriento y visceral. Bienvenidos a las tinieblas, bienvenidos a Tenebrae.

Escrita por Miguel Ángel Naharro, la antología comienza con un prólogo narrado en primera persona por un antiguo sacerdote ahora convertido en alcohólico. El clérigo nos narrara el horror que ha presenciado en un bar, en donde se han dado cita los 4 jinetes del Apocalipsis y las 13 historias que han narrado en un libro en blanco y que va rellenándose con historias escritas en sangre. Los relatos que conforman el presente volumen son las siguientes:

- La bestia de los hielos: ambientada en Noruega durante la 2º Guerra Mundial, un destacamento de soldados alemanes llegan a un campamento, únicamente para encontrarse con sus compañeros desmembrados a causa de una bestia mitológica. Poco a poco, los militares se enfrentarán a un monstruo que les irá dando caza uno por uno. Buena forma de empezar la antología, con una historia en la que el autor no se corta a la hora de narrarnos las atrocidades que hará la bestia, y que marcará la tónica general que tendrán el resto de relatos de la antología.

- La iglesia impía de la araña: en la Edad Media, un grupo de caballeros y un sacerdote llegan a una antigua iglesia. Al llegar allí se encuentran cadáveres desmembrados y un antiguo libro que rinde culto a las arañas. Más breve que el anterior, pero que va directo al grano una vez que los protagonistas llegan al lugar. Una vez más, los aficionados a la sangre y las vísceras se encontrarán con un festín de desmembramientos. Un relato entretenido, en el que por primera vez aparece un libro maldito y que volverá a aparecer en otras historias de la antología.

- El secreto de Angus Wheeler: Larry Shepley es el nuevo guardián del cementerio tras la muerte de Abngus Whgeeler, su predecesor en el cargo. Al llegar la noche, el nuevo vigilante será testigo de un horror que pondrá a prueba su cordura. Con ecos a Lovecraft, no en vano la acción tiene lugar en Arkham, Naharro nos ofrece un relato que poco a poco va escalando en terror y sangre, hasta ofrecernos una conclusión que, aunque previsible, deja buen sabor de boca a los lectores.

- Un servicio más: la acción de este relato comienza en flashback, en un momento no muy bueno para la protagonista del mismo Bev Grogan, una bella prostituta sin brazos conocida como Elastic y que trabaja en un prostíbulo para clientes con gustos un tanto peculiares. A través de sus páginas el autor nos ofrece la cara más sangrienta de las ferias de fenómenos y del sur más profundo de los Estados  Unidos, plagado de paletos y basura blanca. Un relato que va aumentando las dosis de sangre, una vez la protagonista entra en la habitación del motel en donde ha sido contratada para realizar un servicio.

- La última oración de la hermana Claudia: un grupo de amigas se reunen para contar historias de terror. Una de las chicas contará la historia de la hermana Claudia, una monja atormentada por pesadillas, las cuáles no tardarán en hacerse realidad. De nuevo el autor nos ofrece un relato breve, pero no exento de momentos que conseguirán poner a prueba los estómagos más sensibles, y en donde realidad y ficción se darán la mano en los instantes finales de la historia.

- Dead Circus: una pareja de enamorados entra en un antiguo cine a ver una cinta de terror llamada Dead Circus, lejos están de imaginar la pesadilla que están a punto de vivir. En esta historia el autor une el miedo a los payasos junto con los zombis. Una historia que nos lleva a la cara más oculta y sangrienta, de un mundo que se presume inocente y lleno de alegría. De nuevo el autor da rienda suelta a su faceta más bestia y sangrienta y en donde realidad y ficción, tal y como pasaba en el relato anterior, vuelven a confundirse.

- Tenebrae: la historia tiene lugar en un orfanato, en donde el horror no tardará en hacer acto de aparición, al desatarse el horror en forma de sustancia viscosa que va poseyendo a todos aquellos que entran en contacto con ella. A medida que iba avanzando en la lectura, no podía evitar acordarme de El príncipe de las tinieblas de John Carpenter, en donde los protagonistas también son poseídos por una sustancia. Ignoro si el autor ha visto la película o no, o si ha rendido homenaje de forma involuntaria. Pero el parecido entre ambos productos es más que evidente. De nuevo los desmembramientos y la sangre hacen acto de aparición, sobre todo en su tramo final.

- Lo que se oculta: una expedición llega a Canadá, para encontrarse con un campamento abandonado y cercano a unas ruinas. Poco a poco, los miembros del grupo irán siendo cazados por un ser ancestral con gusto por la carne humana. Tal y como ocurría en el primer relato, el autor se sirve de un paraje nevado para dar rienda suelta a la sangre en una historia que, tal y como ocurrirá más adelante, se sirve de antiguos mitos, en este caso el del Wendigo, para ofrecernos una historia en el que la sangre teñirá de blanco los parajes nevados.

- La verdad que se nos niega: ambientada en nuestro país, una mujer de la limpieza será testigo del horror que se oculta tras el palacio de los Congresos. Un relato breve y cargado de mucho humor negro y sangre, y en el que el autor se basa en las teorías conspiranóicas que afirman que estamos gobernados por la raza de los reptilianos. Pese a su tono conspiranóico, este fue una de las historias que menos me gustó de la antología.

- Los ojos de Caroline: Eugene es un abogado londinense caído en desgracia, tras una historia de amor con la bella Caroline y que fue frustrada por el padre de ella. Ahora sufrirá la venganza del progenitor de su amada y se reunirá con ella, pero no de la forma que había pensado. Venganza, muerte y amor son los elementos de los que se compone la historia, y que, tal y como ha venido ocurriendo en la antología, son la antesala de un festival de sangre y vísceras.

- Sombras en el cementerio: otro relato amientado en un camposanto,en el que un guardián será testigo de una venganza. Este fue uno de los relatos que más me gustaron, sencillo pero que atrapa gracias a una historia simple y que engancha desde sus primeros instantes.

- Cacería salvaje: tras rescatar a un cura, un grupo de vikingos iniciará una huida a través de los bosques de una expedición de caza de seres de ultratumba. Otro de mis relatos favoritos, y que no concede un momento de respiro a los lectores. La influencia de la Santa Compaña española es más que evidente, pero trasladando estos personajes a la mitología nórdica.

- La noche del fin del mundo: un grupo de jóvenes se dispone a pasar la Nochevieja de 2012 en una discoteca construida en un lugar que sirvió de lugar de sacrificio de sectas ocultistas. Las muertes no tardarán en sucederse cuando unas moscas del más allá hagan su aparición, transformando a todos aquellos que poseen en seres sedientos de sangre. En la historia que pone fin a la antología, Naharro rinde homenaje a la cinta de El exorcista, con la aparición del demonio sumerio Pazuzu, quien no tardará en hacer de las suyas por medio de estos insectos.

Uno de los elementos que sirve de elemento de unión entre todas las historias, es la aparición de un gato tuerto. Cada vez que el  felino hace acto de presencia, los lectores saben que la muerte no tardara en hacer acto de aparición.

Una de las cosas que no me gustaron fue la aparición de un par de erratas que aparecen en la antología. Si bien estas no son numerosas, hacen que los errores te saquen un momento de la historia. Pero que esto no os eche para atrás a la hora de adquirir el libro, ya que estas no restan un ápice de interés a los relatos.

El autor se vale de un lenguaje bastante ágil, dinámico y cinematográfico para dar vida a sus historias, a la vez que demuestra su faceta más salvaje y sangrienta que ya había dejado entrever en otros trabajos anteriores.

Si os gusta el género splatter y los relatos de terror plagados de sangre y vísceras, no lo dudéis y dadle una oportunidad a esta antología. Seguro que no os arrepentiréis.









miércoles, 30 de mayo de 2018

pelicula: Cargo

Los muertos vivientes están de moda. Ya sea en formato televisivo, literario o cinematográfico. Los zombis han atemorizado a los espectadores durante años, y son varias las producciones que han intentado enclavarse en este género y ofrecernos algo distinto a las habituales matanzas a manos de estos monstruos. Algunas salen mejor paradas que otras, algo que no ocurre en la entrada de hoy. Lo que era un punto de partida interesante, se va haciendo farragoso y lento hasta llegar a su conclusión.

Dirigida en 2017 por Ben Howling y Yolanda Ramke, con guión de esta última, la cinta nos cuenta como en una Australia dominada por una epidemia que transforma a la gente en zombis, Andy, Martin Freeman, hará todo lo posible por salvar a su hija tras haber sido mordido por su esposa que se ha convertido en un muerto viviente. Para ello iniciara un viaje a través de la sabana australiana, en donde conocerá a la pequeña aborigen Thoomi, Simone Landers, quién le ayudará en su misión antes de transformarse.

La película no es sino la adaptación del corto de 2013 a cargo de los mismos directores y guionista, el cuál no he visto. Pero la historia es la misma. El problema de adaptar a un formato más largo una historia que se desarrollaba en tan solo 7 minutos, es que has de estirar la historia y meter todo lo que no pudiste hacer la primera vez. Y esto hace que lo que en principio parecía un buen punto de partida, acabe haciéndose lento para los espectadores.
El film no es malo en absoluto, pero resulta lento. Aquellos que esperen un festival de tripas o sangre mas vale que no lo vean, puesto que se llevarán una decepción. Las escenas sangrientas apenas aparecen, puesto que lo que aquí importa son los personajes y su relación y adaptación en un entorno hostil, y en donde los muertos vivientes no son el único peligro al que han de hacer frente.

Lo mejor de la cinta es, sin duda, la interpretación de Martin Freeman. El actor londinense nos ofrece un registro bastante dramático y sostiene sobre sus hombros el peso de la película. A lo largo del metraje vemos su dolor, tanto por la perdida de su humanidad como la de haber perdido a su mujer e hija.
Los parajes australianos son otro de los puntos a destacar, bien fotografiados son el otro gran protagonista de la cinta.

Pese a tratarse de una película para televisión, a cargo de la plataforma Netflix, el film tiene una buena factura y sabe sacar partido del presupuesto. Pero eso no es suficiente para sacar adelante esta producción.

Tal y como he indicado unos párrafos atrás, la forma de llevar la historia resulta pesada. Menos metraje le hubiera venido de maravilla y dejarlo en una hora y veinte, en vez de las casi dos horas que dura. Si hubiera tenido una duración más ajustada, tal vez el resultado final hubiera sido distinto. Pero es una historia alargada que se podía haber contado con menos minutos.

La idea está bien y es otra forma de acercarse al tono apocalíptico de las películas de zombis. Pero otra cinta similar, Maggie interpretada por Arnold Schwarzenegger, consigue contar una historia parecida pero con menos metraje y entretener más a los espectadores.

Aquellos que quieran acercarse a verla y ver una película de zombis distinta, donde la casquería brilla por su ausencia tal vez la disfruten. En cambio los que busquen la típica cinta de muertos vivientes saldrán escaldados y echarán pestes de la misma. Para el que esto suscribe el film es un meh, se deja ver, y tan pronto como la ves te olvidas de ella. No es horrible pero sin duda se le podía haber sacado mucho más partido a una idea atractiva.

A continuación el trailer:



domingo, 27 de mayo de 2018

pelicula: Vengadores: Infinity War

Diez años después de que se estrenara Iron Man, la primera cinta de la factoría Marvel llega a nuestras pantallas la culminación de un gran proyecto. Una década en la que se nos han ido presentando a los diferentes héroes, y a sus respectivos villanos, hasta concluir en una aventura común contra el peor enemigo al que se han enfrentado.

Dirigida por los hermanos Russo, la cinta nos cuenta como Thanos, Josh Brolin, busca hacerse con las seis gemas del infinito que le convertirán en el ser más poderoso del universo. Para impedir que se haga con ellas, Los Vengadores y los Guardianes de la Galaxia unirán sus fuerzas.

Simplemente impresionante, así es como se puede definir en la que es, a falta de que se estrene Ant-man y La Avispa, la última cita de la factoría Marvel. Una película coral en la que cada uno de los actores tiene su momento para lucirse. Algo bastante complicado, ya que cada uno de los espectadores tiene a su personaje favorito. Pero los hermanos Russo lo han conseguido, así cada uno de los intérpretes tiene su ocasión, sin que ninguno llegue a quedar por encima del resto.

Humor, emoción, acción y drama son los principales ingredientes que conforman el libreto de la película. El último de estos factores es que cobra más importancia en dos momentos esenciales de la trama. Los que ya la habéis visto ya sabéis por donde van los tiros. Y es que la mayoría de las cintas de Marvel, salvo en los casos de las cintas del Capitán América dirigidas por los Russo, se han caracterizado por su tono ligero. Algo que aquí no ocurre y más teniendo en cuenta como termina. De esta forma sorprende el tono adulto que le han querido dar a la que es la primera de dos partes, y cuya conclusión llegará el año que viene. La espera hasta que salga se hará eterna, y más tras haber visto el final y la escena postcréditos.

En mi opinión el mejor personaje de la cinta es el villano Thanos. Uno de los grandes enemigos de la casa Marvel y al que hemos podido ver de forma breve, en anteriores cintas. Aquí despliega todo su poder y vemos que no tiene nada que ver con el resto de malos de las anteriores películas Marvel. Es alguien muy peligroso y cuyas ansias de poder no conocen límite. A ello ayuda la interpretación de Brolin, quien este año repite en Deadpool 2 dando vida a Cable. Con su voz y con la captura de movimientos, consigue una gran interpretación colocándose como uno de los grandes villanos en las adaptaciones de comics. Precisamente Thanos tiene para si algunos de los mejores instantes del film, y son curiosamente los de mayor carga dramática. Baste citar a modo de ejemplo la imagen con la que concluye la película, en la que se nos muestra a Thanos derrotado, por paradójico que pueda parecer, tras haber conseguido lo que tanto deseaba.

Con esta nueva película Marvel da un puñetazo en la mesa y demuestra a DC que aún tiene mucho que aprender a la hora de realizar peliculas de superhéroes. Y más teniendo en cuenta que, salvo Wonder Woman y la trilogía del caballero oscuro de Nolan, el resto de las cintas no han alcanzado las expectativas que se había depositado en ellas. Y es que ese ha sido el gran fallo de DC, Marvel se ha tomado su tiempo a la hora de crear su propio universo y presentarnos a cada uno de los personajes hasta desembocar en una aventura común, baste citar el ejemplo de la primera aventura cinematográfica de Los Vengadores. El público ya los conocía por separado, y ansiaba verlos juntos como finalmente acabó ocurriendo. DC no, sin esperar a presentarnos a Flash, Cyborg y Aquaman decidió hacer La liga de la justicia. Y el resultado fue fallido, sin ser una mala película no supo dar con la tecla adecuada para satisfacer a los seguidores de Superman y cía.

Tal y como indicaba hace unos párrafos, el año que viene se estrenará la conclusión de la tercera película de Los Vengadores,  y que supondrá tanto el regreso de aquellos personajes que aquí no aparecen, como la presentación de uno nuevo que será clave en la batalla final contra Thanos. La espera se va a hacer eterna, ya que está la incognita de como se va a resolver todo tras el final de la cinta.

Pero mientras tanto os recomiendo ver Vengadores: Infinity War. Un sueño hecho realidad para los aficionados al comic y que nos recuerda, una vez más, porque nos gustan tanto este tipo de cintas cargadas de emoción, acción y humor. En donde los efectos especiales juegan un papel importante, pero donde también cobran gran importancia las interpretaciones de los actores y la labor tras las cámaras de sus responsables.

A continuación el trailer: