domingo, 7 de enero de 2018

libro: Los guardianes errantes

Antes de proseguir con la reseña, me gustaría desearos a todos un feliz año nuevo. Aquí os traigo un pequeño regalo, una nueva reseña del último libro de un autor que ha aparecido en más de una ocasión por aquí. En esta ocasión decide dejar de lado la ciencia ficción, género en el que se ha movido gran parte de su obra, para ofrecernos un relato cargado de acción, aventura y unas gotas de drama. Una historia en la que cada personaje cuenta con gran importancia, y las decisiones que toman tendrán mucha repercusión en el devenir de los acontecimientos.

Escrito por Magnus Dagón, la novela nos cuenta la historia de 4 guardianes errantes, Aphex guardián errante del Este; Isdes guardiana errante del Sur; Kemur guardián errante del Oeste y Seidem guardiana errante del Norte, poseedores de un don que solo pueden usar una vez en la vida, y de las diversas peripecias por las que pasan hasta que sus caminos se juntan para hacer frente a un enemigo común.

Y hasta aquí puedo decir, el avanzar o explicar algo más podría caer en terreno peligroso y desvelar alguna de las sorpresas que el autor nos tiene preparadas. Como viene siendo habitual dentro de la obra del autor, los numerosos personajes que van apareciendo guardan relación entre ellos, ya sean amigos o enemigos.
De esta forma, los primeros capítulos del libro sirven de introducción a cada uno de los guardianes. Cuando les conocemos ya han recorrido un largo camino, y les vemos al inicio de una nueva aventura que les llevará a conocer a algunas personas importantes en su vida en el caso de unos o a conocer a nuevos enemigos en el caso de otros.
Y es que si algo caracteriza a este autor es la importancia de los personajes, ya sean héores o villanos. Dagón da gran importancia tanto a unos como a otros, y construye unos sujetos complejos. No son planos y sus motivaciones e historia que llevan detrás son los pilares sobre los que se sostiene y gira toda la obra.

Sin duda uno de mis personajes favoritos fue Kemur, el guardián errante del Oeste. Tal vez por que su historia es una buena mezcla entre el género negro y el género de acción. Por sus características y modo de comportarse, supone una combinación entre Humprhey Bogart y Clint Eastwood: un personaje tosco, huraño pero con un gran corazón y con una puntería infalible a la hora de enfrentarse a sus oponentes. Es su historia la que más me atrapó y gustó, lo que no quiere decir que el resto de historias no merezcan la pena, que lo merecen por supuesto, pero el terreno en el que se mueve Kemur es el que más me enganchó.
Cada uno de los guardianes soporta la carga de la tarea que se les ha asignado de forma distinta. No son héroes perfectos, todos tienen sus aristas y miedos. Y a pesar de ello son conscientes de la vida que han escogido y de la importancia de la misión que han de cumplir.

El libro se encuentra dividido en tres partes, siendo la segunda la que más tiempo ocupa y la que sirve para que poco a poco todas las piezas comiencen a encajar, hasta llegar al final de la segunda parte que dejará a más de uno con la boca abierta. Y este es sin duda el punto de inflexión que marca un antes y un después en el tramo final de la obra, cuando nuevos personajes entren en escena para continuar la historia donde concluye la anterior.
Esto es sin duda tanto un punto a favor como en contra de la obra. A su favor el autor juega con concluir la segunda parte de forma bastante épica y sorprendente, en su contra que gracias a la valentía de introducir ese giro muchos lectores se sientan decepcionados por haber puesto el listón alto en mitad del libro. En mi opinión es algo que hay que aplaudir, pocas veces se ve tal giro de los acontecimientos y el final ofrece un atisbo de esperanza tras sucesión de los anteriores acontecimientos.

El cambio de género le ha sentado bien al autor. A lo largo de las páginas nos va moviendo por multitud de paisajes distintos entre si. Cada uno de los mismos corresponde a la personalidad cada uno de los guardianes, por lo que tan pronto estamos leyendo una aventura en un lugar con parajes desérticos, como pasamos a una ciudad corrupta donde no para de llover e impera la ley del más fuerte.
Los ambientes en los que se mueven los guardianes dejan poco lugar para la esperanza, y aún así se encuentran con personas que, a pesar de los acontecimientos, siguen conservando tal sentimiento. De ahí que cuando se crucen con los guardianes, les traten como si fueran poco menos que divinidades. Ya que los anteriores guardianes, e incluso los actuales, son poco menos que leyendas dentro del mundo donde se desarrolla la acción.

Un libro recomendable tanto para los amantes de las aventuras ubicadas en futuros apocalípticos, como para todos aquellos que quieran disfrutar de una visión distinta del género de la gente con habilidades especiales.


domingo, 24 de diciembre de 2017

libro: Superhéroes High School

Felices fiestas a todos. La entrada de hoy supone un regreso a la infancia y a sacar al niño que todos llevamos dentro, puesto que voy a reseñar un libro infantil escrito por una autora que ya ha aparecido por aquí en otras ocasiones, y de nuevo vuelve a hacer equipo con el ilustrador con el que unió fuerzas en su anterior colaboración. Un libro que a la vez que entretiene a los más pequeños de la casa, también busca educarles en valores como la amistad o el cuidado del medio ambiente.


Superheroes High School, libro-CD de Dubbi Kids

Escrito por Ana Coto Fernández y con ilustraciones de Kike Alapont, el libro nos cuenta como el grupo de rock Dubbi Kids, integrado por Carlota, Bruno, Bicho palo y Señor Serio, reciben una invitación para tocar en la fiesta de graduación de Superhéroelandia. Será un viaje repleto de aventuras, emoción, risas y mucho rock.

Tal y como he indicado en el párrafo que inauguraba esta entrada, el libro no solo entretiene a los niños, sino que también les enseña mientras que avanzan en su lectura. Varias son las moralejas que pueden extraer una vez han acabado el libro, como la de no juzgar a las personas, el valor de la amistad o el no rendirse a las primeras de cambio.Todo ello bajo el tamiz de un cuento destinado a los pequeños de la casa.

La autora vuelve a conseguir sacar a nuestro niño interior. Si ya en su anterior colaboración con el ilustrador advertía a los niños sobre el bullying, aquí consigue educarles sobre el medio ambiente o sobre el amor a nuestros mayores. Todo ello utilizando un lenguaje que se adapta a los más pequeños de la casa, con un vocabulario comprensible para los niños y con situaciones que arrancarán más de una carcajada.
Con este libro la escritora se confirma como una de las nuevas voces a seguir dentro de la literatura infantil. Las historias son sencillas y consiguen enganchar, nos transportan a mundos mágicos y hacen que los lectores, de cualquier edad, quieran conocer más aventuras de los protagonistas.

Las ilustraciones suponen el complemento perfecto a las palabras. Gracias a sus dibujos los niños pueden visualizar mejor y ver como son los personajes descritos por la autora. El estilo del ilustrador se ajusta como un guante a las palabras de la autora. Los personajes parecen de dibujos animados, y su estética supone una mezcla entre el estilo japones de dibujos animados tipo Shin Chan junto con el americano visto en los Looney Tunes o los Autos Locos.

Por si el libro no fuera suficiente, se encuentra complementado por CD con canciones que se encuentran dentro del libro e interpretadas por el grupo Dubbi Kids, por lo que la interacción está asegurada. Mientras uno lee el texto lo puede acompañar con la canción correspondiente o primero leer el volumen y luego poner las canciones. El resultado será el mismo, diversión asegurada para los más pequeños. El grupo consigue unas melodías muy divertidas y que sin duda harán pasar a un buen rato a los más pequeños, tal y como demuestra el videoclip oficial que da título a la obra:



Un regalo perfecto para estas Navidades para los más pequeños. Un libro que además de entretener consigue educar en valores.

domingo, 10 de diciembre de 2017

libro: Duke vol. 1 y 2

Dentro de nuestra literatura pulp existen grandes nombres de este género. Curtis Garland, Marcial Lafuente Estefanía, Lou Carrigan o Jose Mallorquí son algunos escritores destacados en esta categoría literaria. Precisamente a Mallorquí le debemos uno de los grandes iconos dentro de nuestra literatura de evasión como fue El Coyote, a quién ahora se une Duke un multimillonario amante de las aventuras y que bebe de Doc Savage, el hombre de bronce. Una de las figuras más reconocidas dentro del pulp americano.


Escritos por Jose Mallorquí, con el seudónimo de J. Figueroa Campos, las aventuras del multimillonario de origen español Duke Straley abarcaron diez libros, donde nuestro protagonista se enfrentaba entre otras amenazas a científicos locos, mafiosos o sociedades secretas. Pero Duke no está solo en sus peripecias, ya que entre otros cuenta con la ayuda de la abogada Susana Cortiz; su mejor amigo Bob Dennison; el capitán de policía Max Mehl y la hermana de Duke Betty.

Libros muy entretenidos y que cumplen de sobra con la función con la que fueron creados, que no es otra que la de entretener. Si bien conocía el personaje de El Coyote, no había tenido la oportunidad de leer nada de Mallorquí hasta que cayeron en mis manos los dos volúmenes que recopilan las diez novelas protagonizadas por Duke.

Si hay algo que caracteriza a la literatura de evasión es que va directa al grano. Un par de capítulos le bastan, no solo a Mallorquí sino también a otros autores que se movieron en este género, para meter a los lectores en situación. Una vez puestas las cartas sobre el tapete, no paran de sucederse las aventuras hasta llegar a una conclusión en la que el misterio queda resuelto, los villanos ven frustrados sus planes y nuestro héroe se alza con la victoria.

Duke comparte con Doc Savage algunas características comunes. No en vano Duke bebe, y mucho, del famoso hombre de bronce. Ambos son millonarios, con un gran intelecto, con ganas de ayudar al prójimo sin importarles lo que les pueda pasar a ellos y son grandes atletas. Pero mientras Savage fue entrenado por monjes que le concedieron habilidades casi sobrehumanas, Straley cuenta tan solo con su inteligencia, sus conocimientos para la lucha cuerpo a cuerpo y algunos gadgets tecnológicos que le sacarán de más de un apuro.

La única pega que se le puede poner a la edición son algunas pequeñas erratas y algunos errores en la maquetación, lo que hace que reste enteros a los dos volúmenes. Lo que resulta una verdadera pena, ya que la editorial hizo un gran esfuerzo a la hora de traer a los aficionados a la literatura de evasión estos dos volúmenes. Tomos que permiten rescatar del olvido a este personaje y traerle de vuelta, tanto para las nuevas generaciones como para aquellos nostálgicos de la literatura pulp patria.

El estilo literario de Mallorquí es bastante ágil y directo, no se anda por las ramas con tramas innecesarias que no llevan a ninguna parte. Cada nueva aventura de Duke es como si fuera un episodio de televisión, puesto que cuando acaba una aventura enlaza con la siguiente. Esto hace que las peripecias de nuestro protagonista apenas concedan un momento de respiro a los lectores.

Desde aquí felicitar a Dlorean por la labor que realizan a la hora de traer a los lectores aventuras no solo dentro del género pulp, sino también el steampunk o la espada y brujería.














domingo, 3 de diciembre de 2017

libro: Las andanzas de un policía tecnológico

En la variedad está el gusto, algo que se demuestra en diferentes facetas a lo largo de nuestra vida y que está de forma bastante evidente en la cultura en cualquiera de sus ámbitos. De esta forma las nuevas editoriales que van surgiendo, poco a poco van ampliando su catálogo para poder llegar a un mayor número de posibles lectores. Algo que se demuestra con la entrada de hoy, un libro de testimonios con el que la editorial Palabras de agua entra en el terreno de la no ficción, para ofrecernos un texto que refleja los testimonios de su protagonista a lo largo de los años dentro de la policía española.


Escrito por Eduardo Casas Herrer y dividido en tres partes, el autor va contando a sus lectores algunas, de las múltiples peripecias, que le han ido ocurriendo a lo largo de los años como agente de la ley. Algunas de ellas divertidas y otras no tanto, tal y como confiesa el autor en el principio del libro.

Dentro del libro existen dos partes bien diferenciadas. En la primera de ellas nos encontramos con la parte más ligera del libro, con aquellas anécdotas más divertidas y que seguro arrancarán una sonrisa a los lectores. Sonrisa que se queda congelada en la segunda mitad, en la que el autor nos desvela su trabajo como miembro de la UIT (unidad investigación tecnológica) y su lucha, junto con sus compañeros y otros miembros de la justicia, en contra de la pornografía infantil.

Este no es el primer libro que publica el autor, puesto que de forma previa ya publicó las novelas Cristal translúcido y El juez de Sueca, y el libro de divulgación La red oscura. Esta es la primera ocasión que tengo la oportunidad de leer algo de este escritor, y he de decir que me ha gustado. Y es que el argumento ya me tenía ganado, me resultó interesante y una vez acabada su lectura las esperanzas que tenía depositadas en que me gustase quedaron más que confirmadas.

El libro prefiere primero poner al espectador en situación, acerca de las primeras misiones del autor, con un carácter más ligero y divertido, para poner toda la carne en el asador en su tercera parte, en donde nos desvela parte de las operaciones en las que vio implicado. Esta son sin duda las partes más duras, las de las entradas a los domicilios de los pederastas y de lo que se encuentran dentro de sus ordenadores. Lo que más asusta de estos testimonios, es que el espectro de la pornografía infantil no es campo únicamente de adultos, sino que los adolescentes también se ven implicados en este oscuro mundo.
Lo que resulta más duro es leer como algunos de los familiares de los arrestados han de hacer frente a la cruda realidad del oscuro secreto de sus seres queridos. Mientras que otros lo afrontan de la manera más natural y eran conocedores del mismo.

Es una obra que nos revela la cara más oculta de nuestra sociedad, aquella que hemos visto en las noticias y que siempre nos deja estupefactos cada vez que aparece en los medios de comunicación. En esta ocasión lo que los lectores se van a encontrar son testimonios de primera mano por parte del autor, quién a pesar de utilizar un estilo narrativo bastante ágil consigue que algo se remueva en el interior de los lectores. Si leyéndolo uno consigue verse afectado, no quiero ni imaginar como lo debió pasar el autor al haberlo vivido de primera mano.

Con este nuevo trabajo la editorial da un paso adelante al diversificar su trabajo, y resulta un gran acierto a la hora de apostar por este nuevo formato. Tan solo espero que sea el primero de muchos libros inscritos en esta nueva rama. Un libro imprescindible para todos aquellos que quieran saber más acerca del trabajo que desempeñan los hombres y mujeres encargados de la seguridad de los ciudadanos.


domingo, 19 de noviembre de 2017

libro: Última noche en el páramo

A día de hoy están surgiendo nuevas editoriales que están apostando por la literatura fantástica, de ciencia ficción y de terror, por lo que los aficionados a este género literario no podemos sino alegrarnos. Una de estas editoriales es Cerbero, la cual apuesta por el formato del bolsilibro. Pequeños en tamaño pero grandes en interés y en diversión. La entrada de hoy supone el debut de la editorial Cerbero en este blog, y de una autora de la que, si bien había leído microrrelatos y algunos de sus guiones para El Jueves, no había tenido oportunidad de leer nada suyo que no fuera tan breve. Y desde luego que la espera ha merecido la pena.



Escrito por So Blonde, la historia nos cuenta como en el pueblo de Cerrojazo en Texas está a punto de celebrarse la fiesta de la cosecha y la ayudante del sheriff Mónica Estanco está a punto de vivir una noche difícil de olvidar, cuando en el lugar se den cita una troupe de actrices porno, la población de Cerrojazo, las armas, el alcohol y la muerte provocada por unos extraños seres surgidos de la tierra.

La mejor palabra que puede definir a este libro es gamberra. En ningún momento hay que tomarse el libro en serio y disfrutar del juego que nos propone la autora. La escritora plasma en palabras el espíritu grindhouse, es decir, escenas y personajes pasados de rosca. Donde todo lo que puede ocurrir ocurre, sin tener en cuenta si lo que vemos o leemos es creíble o no. Se trata de pasar un buen rato y de arrancarnos de paso una sonrisa o unas buenas carcajadas. Algo que la autora consigue.

A lo largo de sus poco más de 160 páginas la autora no para de sorprender a los lectores. Justo cuando pensábamos que no podía hacer una salvajada o burrada mayor, al instante de pensarlo aparece. Y es que este es un libro de excesos, donde la escritora no se pone tope o freno para describir las peripecias por las que pasa la protagonista de su obra. Y es que Mónica no tiene nada que ver con las heroínas típicas de acción o las final girl de los films de terror: su físico no es el más adecuado para sobrevivir a la aventura que So le tiene preparada, no es popular entre sus vecinos y su carácter dista mucho de ser heroico.
Y a pesar de ello uno conecta con ella desde un primer momento. Y es que resulta fácil cogerle cariño a la protagonista. La autora pasa de presentarnos a la típica modelo curvilinea, antigua animadora etcétera etcétera, y nos presenta a una persona normal y corriente, con sus virtudes y defectos. Alguien que se ve sorprendido por una situación que le sobrepasa, y que tendrá que sacar fuerzas de donde no cree que las tenga para poder salir airoso del lío en que se ha metido.

La aventura va ganando velocidad poco a poco, hasta que en el tercio final de la novela la autora mete la quinta marcha, y sumerge a los lectores en una orgía de sangre y destrucción que poco tiene que envidiar a Commando o los tres últimos films de Rambo.  Así podemos ver desmembramientos, cabezas aplastadas, explosiones......  todo ello aderezado con el sentido del humor que caracteriza a la autora. Sentido del humor que empieza desde que comienza la narración, hasta que la escritora pone punto y final a su libro. Y aún así la autora no puede dejar de bromear incluso en el epílogo, donde explica de donde saco parte de los nombres a la hora de dar vida a sus personajes o la investigación que llevo a cabo para crear a los monstruos o el sitio web que miró para informarse acerca de la troupe porno.

Un libro ideal para todos aquellos que disfrutamos con las cintas de serie B, el género slasher o las cintas gamberras con un gran sentido del humor como los primeros títulos de los hermanos Farrelly.



sábado, 11 de noviembre de 2017

libro: Un pueblo de Oklahoma

Según reza un famoso refrán, lo bueno si breve dos veces bueno. Tal dicho sirve de ejemplo perfecto para la reseña de hoy, una colección de relatos ambientados en los años 20 y cuya extensión es corta. A pesar de esto, resultan ricos en detalles y ofrecen un retrato de las personas que vivían hace ya casi cien años en un pequeño pueblo de Oklahoma.

Escrito por George Milburn, el libro se compone de 36 relatos independientes entre sí en los que el autor nos aproxima a un pueblo perdido de la mano de Dios en Oklahoma. Un lugar donde la ignorancia, la xenofobia, la religión o los ecos de la primera guerra mundial forman parte del día a día de sus habitantes.

Leer cada uno de estos relatos es como beber un chupito de un aguardiente fuerte, o para el caso de bourbon. Los relatos son en su mayoría amargos, y a través de los mismos el autor nos presenta a los habitantes de un pueblo que albergan algunas de las peores características del ser humano. A las ya citadas en el primer párrafo, la ignorancia y la xenofobia, se pueden añadir la envidia o la crueldad.

No esperéis encontraros relatos amables o dulces, los mismos brillan por su ausencia. Las historias poseen un carácter seco, acorde con el tiempo en el que estas narraciones fueron escritas y con los protagonistas de las mismas. Muchas de estas crónicas fueron escuchadas por el autor durante su infancia, por lo que el libro posee tintes autobiográficos. Algo que se nota en el cuento que cierra el volumen, donde un aspirante a periodista abandona su pueblo para ganarse la vida en la gran ciudad.

Algunos de los protagonistas intentan cambiar su destino, mientras que otros les da igual lo que les tenga preparado el futuro. Aquí no hay lugar para el amor, el humor o los buenos sentimientos, los cuales parecen haber escapado de este lugar no pudiendo encontrar su lugar. Y cuando éstos aparecen, el azar no parece jugar a favor de aquellos que albergan estas amables sensaciones.

Un gran libro que hará las delicias de aquellos que aman las historias cortas y que, hasta el momento de su publicación, permanecían inéditas en nuestro país.



domingo, 29 de octubre de 2017

libro: Esclavas de la muerte blanca

La entrada de hoy supone la vuelta de un autor que ha aparecido por aquí anteriormente. Y de nuevo vuelve a enclavar su obra dentro del género pulp. Aquí nos presenta a un personaje, en lo que espero que sea el inicio de las aventuras de esta nueva protagonista ya que la misma se presta a ello. Una explosiva aventura cargada de acción y adrenalina, que conseguirá atraparnos desde sus primeras páginas y que no nos suelta hasta que la lectura haya finalizado. Una vez más dar las gracias a la editorial por hacerme llegar un ejemplar para reseñar.

Escrito por Luis Guillermo del Corral, la novela nos cuenta como la población de Torres del Conde se encuentra atemorizada por una banda de motoristas femeninas conocidas como las Furias. Cuando la joven Aurora Onodera impide que ejecuten a una víctima, se convertirá en el objetivo de las criminales. Pero en esta ocasión han cometido un error, al querer enfrentarse a la Dragona de Obsidiana.

Luis Guillermo del Corral es un autor que sabe moverse como pez en el agua dentro del universo pulp. Ya lo demostró con su colaboración con el universo Weird West o con la saga de Vindius. El escritor sabe crear buenas escenas de acción, de forma muy cinematográfica todo hay que decirlo, y que consiguen que nos las imaginemos plasmadas en una pantalla, ya sea de cine o de televisión.

Uno de los primeros referentes que a uno se le vienen a la cabeza a la hora de leer este libro, es la protagonista de Kill Bill. Y es que Aurora poco tiene que envidiar al personaje encarnado por Uma Thurman en la saga de Quentin Tarantino. Al autor le bastan un par de pinceladas acerca del pasado de Aurora, pero que bastan para hacerse una idea aproximada del carácter del mismo.
Cuando conocemos a la protagonista, se nos presenta como alguien que ha querido dejar su pasado atrás, pero que a raíz de su enfrentamiento con las Furias tendrá que volver a hacer gala de sus habilidades, cuando alguien amenaza a aquellos a los que ama, en el caso de la Dragona es Roberto. Un menor de edad que salvó de ser apalizado por unos camellos, y el que parece ser el único punto débil de nuestra protagonista.

Ya en el párrafo que inauguraba esta reseña indicaba que esta novela parecía la presentación del personaje, para que en el caso de que cuaje y tenga éxito sea la primera de muchas aventuras. Desde luego que Aurora se presta a ello,  ya que parece un Ronin moderno. Un guerrero con un pasado extraño y quien seguro ha vivido multitud de aventuras, y que seguro vivirá muchas más en el futuro, antes de llegar a la situación en la que la conocemos por primera vez.

La historia se resume a los continuos enfrentamientos entre Aurora y sus enemigas, amén de hacer frente a la líder de las Furias y al responsable de la entrada de drogas en la población. En este aspecto el autor no se ha complicado, no necesita de tramas o personajes secundarios que no aporten nada a la trama. Así la novela apenas concede un momento de respiro. Si tuviera que establecer una comparativa entre la obra y un film, sin duda el mejor ejemplo sería el cine de acción de los 80. De forma especial con la productora Cannon, cintas donde uno se dejaba llevar por el espectáculo y disfrutaba de las escenas de acción en las que los héroes de turno, daban su merecido a los villanos de turno sin apenas despeinarse. Algo que Aurora hace sin esforzarse mucho.

Con este nuevo título, la editorial Wave Books sigue apostando por autores patrios que nos ofrecen su punto de vista sobre géneros tan distintos como la comedia, el terror o la acción. Algo que hay que aplaudir, al no centrarse en un único género y diversificar su oferta de cara a los lectores.