sábado, 21 de julio de 2018

libro: El cuarto jinete. Ecolalia

Después de probar suerte en la literatura juvenil, y de forma posterior en la infantil, el autor Víctor Blázquez vuelve al terreno que más alegrías le ha deparado. Y como no podía ser de otra forma, vuelve a la saga que le puso en el punto de mira de los aficionados a la literatura zombi, en un punto y seguido que retoma la historia once meses después de la conclusión de El cuarto jinete: Destrucción masiva. Así pues volvamos a coger las armas e intentemos sobrevivir a la plaga que asoló el mundo tal y como lo conocimos.





Escrito por Víctor Blázquez, la acción tiene lugar once meses después y nos presenta a un nuevo  grupo de supervivientes integrado por Joe, Steve, Lena y Ewan tratando de sobrevivir en un mundo infestado por muertos vivientes, y por otros supervivientes cuyas intenciones distan mucho de ser buenas.

Y como se decía en el programa 1,2,3 y hasta aquí puedo leer. Cuanto menos se sepa del libro mejor, ya que no son pocas las sorpresas que el autor nos tiene deparadas a lo largo de sus páginas, y son unas cuantas. Sobre todo la final, que hará que nos sorprendamos y cambiemos nuestro punto de vista acerca de uno de los supervivientes del grupo de Joe.

Cuando Víctor anunció su regreso al género zombi y a esta saga, no pude sino sorprenderme. Y más cuando afirmaba que todo acabó con destrucción masiva. Pero tal y como se suele decir, nunca digas nunca.
Lo que sorprende de esta nueva entrega es la mezcla de la ciencia ficción, junto con las elevadas dosis de acción, sangre y gore habituales dentro de esta saga. Al autor le bastan pocas páginas para engancharnos, y cuando creíamos que todo acabaría a las pocas páginas Víctor nos sorprende y nos sitúa en un determinado momento esencial en la trama.

Una de las influencias que podemos ver en un determinado momento de la trama es The Walking Dead, al menos me lo pareció a mi, y a uno de sus personajes más odiados como es El Gobernador, interpretado por David Morrisey. Y es que Casey, uno de los villanos de la obra, no tiene nada que envidiar al que fuera alcalde de Woodbury, sobre todo en lo que a hijoputismo se refiere. Y es que la banda que lidera Casey son una banda de sádicos y asesinos, que les harán pasar las de Caín no solo a nuestros protagonistas, sino también a algunos personajes de la trilogía anterior a los que tienen como prisioneros.

Con su vuelta al género z, Víctor demuestra que no se le ha olvidado crear escenas cargadas de acción y adrenalina. Como tampoco el putear a los personajes, algo en lo que el autor parece disfrutar bastante. En esta ocasión parece haber alcanzado nuevos niveles. Cuando creíamos que ya les había puteado bastante, a las pocas páginas nos demuestra que estábamos equivocados.

Una entrega que hará las delicias de los aficionados al género zombi, y que como extra trae en sus páginas finales una versión un tanto peculiar sobre cierta saga de literatura erótica, protagonizada por un millonario aficionado al sado. Una parodia bastante divertida y que nos deja con una sonrisa en los labios, sobre todo tras haber visto como los personajes pasaban las de Caín.


domingo, 15 de julio de 2018

pelicula: Loving Pablo

Las dos primeras temporadas de Narcos, producción de Netflix, nos acercaron a la figura del narcotraficante Pablo Escobar. Pero el famoso narcotraficante fue protagonista de diversas cintas o documentales. Hace poco se estrenó en nuestras pantallas un nuevo acercamiento, pero bajo desde el punto de vista de una de sus amantes. Y el resultado no podía haber resultado más decepcionante, ya que lo que nos cuenta la película se contó mucho mejor en la serie antes mencionada.

Dirigida y escrita por Fernando León de Aranoa, y basada en el libro homónimo escrito por la periodista Virginia Vallejo, la cinta nos cuenta la relación que Virginia, Penélope Cruz, mantuvo con Pablo Escobar, Javier Bardem, durante la década de los 80.

Tal y cómo he indicado en el párrafo que abría esta reseña, la cinta no nos cuenta nada nuevo. Es más, lo que en la serie de Netflix resultaba interesante, aquí resulta aburrido. Y es que la aproximación que el realizador de Los lunes al sol realiza a la figura del narcotraficante no podía resultar más plana y sosa.
Las cintas sobre narcotraficantes, ya sean figuras reales o no, han de tener ritmo y ser entretenidas. Algo que aquí brilla por su ausencia.  Y es que esta producción es sosa, aburrida, donde lo único destacable es la interpretación de Bardem. El resto es para olvidar.

Además de la dirección sin chicha dos son los problemas de esta película. El primero, y más evidente, reside en Penélope Cruz. De las cintas que he podido ver de la actriz, pocas han conseguido convencerme. En mi opinión es una intérprete justita y que aquí realiza una de sus peores interpretaciones. Su rol como amante de Pablo Escobar no cuenta nada nuevo, y la interpretación que hizo del mismo personaje Stephanie Sigman en Narcos consigue ser más emotiva y transmitir más que Cruz.


El otro problema reside en la utilización del inglés. Gran parte de los intérpretes son hispano hablantes, si exceptuamos al personaje de Peter Sarsgaard como el agente de la DEA encargado de capturar a Escobar. No entiendo como es posible que esta cinta se haya rodado en inglés, pudiendo haberse rodado en colombiano. Pero es que ni siquiera doblada se han molestado en dar acento colombiano a sus dos actores principales. Directamente en castellano y a otra cosa mariposa. Por lo menos Wagner Moura, pese a ser brasileño, se esforzó en el acento. Bardem ni siquiera eso, y es que aquí el inglés tanto de Cruz como de Bardem hace daño a los oídos. Cierto es que es un inglés hablado con acento colombiano, pero aquí uno no sabe que es peor: si verla doblada o no.

Por lo menos Bardem se salva de la quema y consigue hacer una buena actuación como Escobar. Su caracterización es bastante acertada y consigue volver a componer un buen villano, roles en los que parece haberse especializado desde que rueda en suelo estadounidense.

Que en la última gala de los Goya nominasen a Bardem lo veo bien, pero no así a Penélope Cruz. Debe ser que aquí en España no existen actrices mejores que la protagonista de Volver. A no ser que la nominasen por cumplir de cara a la galería. Su interpretación resulta sosa, y en ningún momento resulta creíble.

Una cinta olvidable y que si no la veis no pasa nada en absoluto. Son dos horas perdidas de vuestro tiempo, para ello mejor ver Narcos. No solo porque está mejor contada, si no porque resulta más interesante que este film.

A continuación el trailer:


miércoles, 11 de julio de 2018

película: Ocean's 8

Me encanta el thriller, y dentro de este género siento especial debilidad por las películas de robos en las que ladrones, ya sea de guante blanco o no, planean un golpe con el que poder retirarse. Así, mis cintas de cabecera dentro de este tipo son El Golpe, Rififi o Circulo rojo por citar tres ejemplos. Pero es con la saga dirigida por Steven Sodenberg Ocean's 11, estrenada en 2001, y compuesta por tres partes, con la que mejor me lo paso. Ahora 17 años después nos llega un spin off, en donde la hermana de Danny Ocean toma el relevo para dar un nuevo golpe.





Dirigida por Gary Ross, la trama nos cuenta como Debbie Ocean, Sandra Bullock, tras salir de la cárcel planea robar un collar valorado en más de 100 millones de dólares y que llevará puesto la famosa actriz Daphne Kruger Anne Hatthaway, durante la gala Met en Nueva York. Para ello reunirá a una banda compuesta entre otras por su mano derecha Lou, Cate Blanchett, la experta en informática Bola 9, Rihanna,  o la experta carterista Amita, Mindy Kaling.

Si bien la película es entretenida, no llega al nivel mostrado por las anteriores cintas de la saga. Uno de los principales problemas lo encontramos en la dirección por parte de Gary Ross, que hace un film totalmente plano y sin gracia alguna. En los anteriores filmes de Ocean había escenas de tensión, que mantenían atento a los espectadores, sobre todo en las escenas de robos. Aquí olvidaos de ver algo parecido, no hay nada de acción en absoluto. Y eso es algo que me molestó, cuando veo una cinta de atracos o robos quiero ver tensión, ver como se desarrolla el golpe y como un mínimo fallo puede dar con todo el plan al traste. Aquí no hay nada ello.

Otro gran problema lo encontramos en las protagonistas de la cinta. Si bien las más conocidas, Bullock; Blanchett; Hathaway y Bonham Carter, han dado muestras de su talento en diversas producciones, sobre todo en el caso de la segunda, aquí van con el piloto automático puesto. Ninguna de ellas tienen el mismo savoir faire que demostraban sus contrapartidas masculinas de las anteriores películas. Y por supuesto la química existente entre ellas es practicamente inexistente, en ningún momento te llegas a creer la relación entre ellas, algo que si ocurría con las películas protagonizadas por Clooney y cía.


¿Significa esto que la película es mala? No, pero desde luego no llega al nivel de las anteriores cintas de la saga Ocean. Mientras que en los anteriores filmes tenían una secuencia a destacar, aquí no ocurre nada de eso. Una vez uno sale de verla se olvida de ella.

Al menos hay dos giros, sobre todo el último, que parecen arreglar el resultado final. Pero estos detalles no logran arreglar una cinta insulsa y sin tensión o acción como he venido recalcando. Y eso en algo dentro de un film de robos es pecado mortal, le quitas toda la gracia a lo que debe ser una cinta de este tipo. Para que os hagáis una idea, es como si en una película gore apenas hubiera sangre.

Si os gustan las cintas de robos echadle un vistazo, por lo menos estaréis un rato entretenidos. Pero si queréis ver una buena película sobre robos, sin duda los títulos que he mencionado en el párrafo que inauguraba esta reseña u otros similares como Reservoir dogs o Atraco perfecto son una mejor opción. Además de estar mejor realizadas, son mucho mejores que la entrada de hoy.

A continuación el trailer:









martes, 10 de julio de 2018

libro: Imperia. Los predestinados

El pasado 29 de junio tuvo la presentación de la segunda parte de la entrada de hoy, por ello hoy os traigo la reseña de la primera parte de esta nueva saga de fantasía patria y que viene a sumarse a otras como Cuentos de la luna llena o las diversas aventuras que transcurren en el reino de Marabilia. En este primer volumen conoceremos a los que serán a los principales protagonistas del resto de libros y que transcurren en el imaginario mundo de Imperia.


Escrito por Carola Vercaigne y con ilustraciones de Claudio Sánchez Viveros y Guillermo Liroz Martínez, el libro nos cuenta como en el ficticio reino de Imperia y dividido en los sectores de Unicornio; Libélula; Dragón y Leviatán. Cada uno de estos sectores tiene sus propias características y suministra al resto de sectores de aquellos elementos de los que carecen el resto. Los encargados de mantener la paz en cada uno de estos sectores son los Ságritos, una especie de sabios. Cada uno de los sectores escogerá a un predestinado para salvar al reino de su extinción. Los elegidos resultan ser tres chicos, Nathan, Yeres y Daniel y una chica Eris, a quienes más tarde se les unirá Zack, un ságrito menor. Si quieren salvar al reino tendrán que aprender a dejar de lado sus diferencias y unirse para salvar a sus seres queridos.

Tal y como se puede ver por el resumen de la trama, esta es una historia que ya se ha contado otras veces dentro de la literatura de fantasía. Y es que hoy día resulta difícil contar algo nuevo, pero de nuevo es la manera en como lo cuentas lo que hace que el libro merezca ser leído o no. Y una vez acabada la lectura de esta primera parte, no puedo si no recomendar la lectura del mismo, puesto que el punto en el que acaba nos deja con ganas de más y de saber como continúan las aventuras de sus cinco protagonistas.

Y es que precisamente en sus protagonistas es donde está el punto fuerte del libro. Cada uno de ellos posee sus propias habilidades, ya sea en el combate cuerpo a cuerpo o a la hora de controlar uno de los cuatro elementos: aire, tierra, fuego o agua mediante el uso de formulaciones, las cuales les serán muy útiles en el futuro.
Mi personaje favorito fue sin duda Eris, pese a que es el que más tarde entre en entrar y ser presentado. Y es que a pesar de su carácter tosco y huraño poco a poco se va revelando como alguien que no lo ha pasado bien, y que esa forma de comportarse es un escudo ante los demás. A medida que avanza la aventura, demostrará ser una buena compañera de armas y con conocimientos útiles que serán de gran ayuda a sus compañeros de aventura.
El resto de personajes también resultan interesantes, pero no me llegaron a gustar tanto como Eris. Tal vez sea porque en sus correspondientes capítulos conocemos casi todo de ellos, y sabemos como se comportan o actúan. Por eso Eris resulta una sorpresa, ya que nos es una completa desconocida hasta que poco a poco se nos van desvelando detalles de su pasado.

A pesar de sus casi 600 páginas el libro no resulta excesivamente pesado o denso. Tal vez tarda un poco en arrancar con la presentación de los personajes y de cada uno de sus mundos, pero una vez los cuatro se conocen comienza la verdadera aventura. Como si de un juego de rol se tratara, cada uno de los protagonistas irá a su propio sector, no exento de peligros, para recoger aquellos elementos que les serán útiles en sus peripecias.
Al ir a cada uno de estos sectores servirá, para que los jóvenes conozcan algo más tanto del sector correspondiente como de sus compañeros de aventura. Poco a poco, nuestros protagonistas irán dejando sus diferencias a un lado hasta centrarse en el objetivo común. Pero a lo largo de su aventura, no serán pocas las ocasiones en las que discutan. Y es que en cada uno de sus sectores, les han enseñado a no fiarse del resto. Esto llevará a que entre ellos se dirijan de forma despectiva y que las diferencias surjan a la mínima ocasión.
En este aspecto me recordó a las buddy movies, en las que personajes que al principio se caen mal poco a poco van dejando de lado sus diferencias hasta entablar una relación sólida de amistad.

Dentro del libro se alternan los momentos más dramáticos, con otros con más acción e incluso hay espacio para el humor. Varios son los momentos que más me gustaron, pero decirlos sería reventaros parte de la trama y de las sorpresas que nos tiene reservadas la autora. Pero baste decir que la aparición de tres criaturas mitológicas harán que os quedéis con la boca abierta.

Si la historia resulta interesante gracias al uso de la narración por parte de la autora, las ilustraciones que acompañan a los capítulos son impresionantes. Gracias a las mismas podemos visualizar mejor como son cada uno de los personajes, y ayudan a que la imagen que nos habíamos hecho de los mismos resulte más o menos acertada. Una de ellas resulta simplemente espectacular, y nos muestra el juego entre las dos criaturas ya mencionadas en el párrafo anterior.

El final del libro nos deja con la miel en los labios, por lo que no puedo esperar a leer la segunda parte y conocer que nuevas peripecias le tiene preparada la autora a los protagonistas.

viernes, 6 de julio de 2018

libro: El escuadrón cinco contra la temible orden de los Thelemitas

La unión de diferentes personas con habilidades para hacer frente a un enemigo común es algo habitual dentro del cine, la literatura o los comics. Algunos de los ejemplos más conocidos son Doce del patíbulo, ya sea en su adaptación cinematográfica o en la novela que se basa; Los Vengadores o una de las múltiples obras de Alan Moore, La liga de los hombres extraordinarios. Es precisamente esta última el referente más claro de la entrada de hoy. Desde aquí dar las gracias a la editorial por hacerme llegar un ejemplar para hacer la reseña.


Escrito por Paulo César Ramírez Villaseñor, la trama nos cuenta como durante la primera guerra mundial un misterioso personaje tras una máscara anti gas conocido como C contacta con George Patton; Pancho Villa; Lawrence de Arabia; Rasputín y Mata Hari para impedir que Aleister Crowley y su orden de Thelemitas desencadenen el apocalipsis.

Tal y como se puede ver la influencia de la obra de Moore es más que evidente, pero cambiando a personajes literarios por históricos. Dentro de la novela se distinguen varias partes: en la primera el autor se dedica a presentarnos a cada uno de los personajes, bien sea afrontando una misión, como ocurre cono Patton o Lawrende de Arabia, o dispuestos a enfrentarse al momento de su muerte como en el caso de Rasputín y Mata Hari. En la segunda vemos como estos personajes se van conociendo y van dejando de lado sus diferencias y van haciendo frente a pequeñas misiones hasta llegar a la última y tercera parte, que cuenta a los lectores el enfrentamiento final contra Crowley y sus secuaces, antes que consiga tener éxito en sus malévolos planes.

La novela es una aventura pulp donde los lectores podrán encontrar influencias a Star Wars, esos escuadrones de pilotos alemanes comandados por el barón rojo atacando a un zeppelin donde están nuestros héroes; James Bond, ese villano acariciando un gato blanco como hace Blofeld; Indiana Jones, con el toque esotérico presente en las aventuras del famoso arqueólogo y que los alemanes busquen un poder sobrenatural con el que ganar el conflicto bélico o al steampunk, con la aparición de maquinaria de apariencia futurista que no se crearía hasta años después.

Los personajes están bien construidos y el autor se ha documentado bien a la hora de trasladarnos al terreno del género de aventuras. Mis favoritos fueron Mata Hari, una espía tan bella como letal y el personaje que más me gustó y Pancho Villa, el famoso revolucionario mexicano y cuya personalidad no pocas veces me recordó al personaje encarnado por Eli Wallach en El bueno, el feo y el malo tanto por su sentido del humor, como por su capacidad a la hora de maldecir y la puntería a la hora de acabar con sus enemigos.

El libro, como ya he dicho anteriormente, es una aventura que transcurre en diversos lugares del mundo como Italia; Jerusalén; Inglaterra o Nueva York para impedir que el villano de la historia se salga con la suya. En este aspecto la historia es bastante dinámica, sin que en ningún momento decaiga la acción por lo que el aburrimiento queda descartado.

El gran problema que arrastra la novela es la comparativa con la novela gráfica de Moore y con su horrible adaptación a la gran pantalla. El autor tal vez fuera consciente de ello y con sus personajes ha querido rendir homenaje al trabajo del famoso guionista de comics y escritor inglés. Y es que no faltarán las críticas al trabajo de Paulo César Ramírez que acusen de plagio al escuadrón cinco. Particularmente no lo veo como plagio, y si como homenaje tal y como he indicado un par de líneas atrás.

La conclusión resulta demasiado precipitada, algo habitual dentro del género pulp, y el conflicto se resuelve en apenas un par de páginas. Lo que resulta una pena después de la cantidad de aventuras por las que han pasado los protagonistas. Aún así estas pocas páginas finales no conceden respiro al lector, ya que en breves párrafos los enfrentamientos entre los héroes y los villanos quedan resueltos de manera acertada.

Pero la novela da lo que promete, diversión a raudales y la posibilidad de volver a ver en acción al escuadrón cinco en futuras aventuras tal y como concluye el libro. Desde luego sería curioso volver a verles en acción y hacer frente a nuevas amenazas que quieran conquistar el mundo. Ya sea con la formación que conocemos o con otra distinta, con miembros ya presentes en el escuadrón original o con la incorporación de nuevos personajes que se unan a los antiguos en nuevas aventuras.

viernes, 29 de junio de 2018

libro: Tom Z Stone. The fool on the hill. (Cuando Tom no conocía a Mati)

Los que somos fans de este detective zombi, nos alegramos bastante cuando se anunció su nueva aventura. A pesar del final de su última entrega, tal y como reza el subtítulo esta nueva entrega tiene lugar cuando nuestro protagonista aún no conocía a la que sería su secretaria y amante. Lo que aquí nos encontramos es una precuela en toda regla, o si hubiera que ponerle un título cinematográfico el que mejor le pegaría es Tom Z Begins. Así pues volvamos a viajar a una Valencia con reanimados y veamos el nuevo caso de este investigador privado no muerto.


Escrito por Joe Álamo nos narra como Tom Z es contratado para seguir al marido de una mujer amiga de su amigo el comisario Garrido. Como es habitual dentro del género negro nada es lo que parece, y pronto nuestro protagonista se verá envuelto en el robo de un valioso collar y con el tráfico de órganos. Todo ello mientras conoce a una femme fatale a la que llama Piernas y a un peligroso criminal conocido como El Pintas.

Tom ha vuelto en la que es su primera aventura. Y desde luego que su autor vuelve a ofrecer a los lectores todo lo que esperaban de este investigador: diálogos ágiles, palabrotas, situaciones bastante peligrosas y, como no, el particular sentido del humor de Tom. Por muy complicada que esté la situación, el detective siempre encuentra una frase con la que quitar hierro al asunto, a la vez que gana algo de tiempo e intenta confundir a sus enemigos.

En esta nueva aventura, pero primera cronológicamente, nos encontramos con algunas situaciones que no nos ajenas: las habituales visitas al bar de el Piojoso; las conversaciones con Garrido; las mujeres que le traerán más de un problema a nuestro protagonista y el nombramiento del que será el enemigo de las posteriores entregas, como ya sabréis los seguidores de Tom me refiero a El sanguinario.

Aquí nos encontramos con un Tom que acaba de volver a la vida, e intenta irse adaptando a la misma. Pero no puede evitar acordarse de su vida anterior. En esta nueva aventura también se aprecian algunos rasgos, aquí ampliados, de anteriores aventuras de Tom: que a pesar de su rudeza busca a alguien con quien compartir su vida; que sigue manteniendo intacto su código moral y que continua despreciando en su nueva vida lo que ya detestaba en su vida anterior.

Como no podía ser de otra forma, este nuevo caso de Tom vuelve a estar ambientado en Valencia. Pero esta ciudad levantina que nos describe el autor dista mucho del ambiente festivo por el que se ha ganado parte de su fama. Lo que el autor nos presenta es la cara más sórdida y menos amable con tugurios llenos de maleantes y toda clase de criminales con los que Tom cruzará su camino. Aquí apenas hay espacio para las personas honradas, salvo en un caso. Todos tienen algo que ocultar y no dudan en buscar su propio beneficio, a expensas de lo que pueda ocurrirle a nuestro protagonista.

Una vez más el autor mezcla las características esenciales del noir, con unas dosis de terror y unas pequeñas gotas de violencia. Pero es el primer elemento el que más predomina, siendo el resto meras comparsas. Se nota el cariño que el autor tiene a este género literario, y es que se nota mucho la influencia tanto de Dashiel Hammet como de Raymond Chandler, dos de los mejores autores de este género y que asentaron las bases para lo que vendría en épocas posteriores.

Intercalados con la aventura principal, el autor nos ofrece tres breves relatos que sirven de complemento a la historia. En el primero de ellos el comisario Garrido nos cuenta como conoció a Tom; en el segundo nos encontramos una aventura ambientada en Estados Unidos cuando los recién reanimados comienzan a aparecer; en la última un resucitado Edison intenta explicar la teoría de los agujeros de gusano a un barman. Estas historias nos explican como la nueva situación de los muertos vivientes afecta a las personas en su día a día.

En las últimas páginas del libro, el autor regala a los lectores con una escena que les dibujará una sonrisa nostálgica en el rostro y que sirve de puente para las posteriores aventuras de Tom. A mi es un guiño que me dibujó una sonrisa en el rostro, y me pareció una muy buena forma de cerrar este caso de Tom.

A pesar de estar editada en la colección pequeño formato de la editorial Cazador de Ratas, el libro demuestra ser grande en contenido, como otros publicados en este mismo sello. Con esta nueva publicación la editorial vuelve a dar una alegría a los lectores que son seguidores del terror y del género negro. Tan solo esperar que sigan dándonos futuras alegrías en futuras publicaciones.





martes, 26 de junio de 2018

libro: Ciudad de rabia

Los criminales dentro del universo de los comics y la literatura han tenido diversos enemigos: Spider-man; Daredevil; La sombra; Sherlock Holmes o Batman son algunos ejemplos. A estos héroes se les une ahora Dark Spider, un luchador en lucha permanente contra el crimen en la ciudad de Nueva York de los años 30, y que en su nueva aventura tendrá que hacer frente a una amenaza que pondrá en jaque a la gran manzana.

Escrito por Luis Guillermo del Corral nos narra las aventuras de Dark Spider, alter ego del criminologo Harry Page, en su lucha contra los criminales a los que marca con su sello. Pero en su lucha no está solo, puesto que le acompañan su prometida Rita; su sirviente navajo Neil Cuervo y su chofer Noah. En su nuevo caso tendrá que hacer frente a un rastro de sangre y destrucción, que está haciendo estragos en la ciudad que ha jurado liberar de los villanos.

El autor rinde su particular homenaje a The Spider, creación pulp del autor americano Harry Steeger, y demuestra ser un conocedor de la obra del personaje creado por el estadounidense. En sus páginas el creador de Vindius descubre a los lectores este personaje no muy conocido, y que fue pensado como competencia ante un héroe clásico pulp como fue La sombra.

El vigilante que nos presenta el autor es más de disparar primero y preguntar después y responde a la violencia con violencia. No cuesta ver en The Spider a futuros vigilantes como El Castigador o Vigilante, cuya única motivación y lo que les mueve es la violencia y acabar con cuantos más criminales mejor. Para ello Dark Spider usará cualquier arma que tenga a mano, pero las que más usará son sus inseparables 45.

Si hace unas líneas he mencionado a Batman no ha sido casual, puesto que Dark Spider también hará uso de diversos disfraces y maquillaje para ocultar su verdadera identidad, tal y como ha hecho el hombre murciélago en varias ocasiones y como también hacía Sherlock Holmes, el detective por excelencia del mundo literario. Por ello no resulta complicado ver ciertos paralelismos entre la creación de Steeger con el personaje creado por Bob Kane, incluso su relación con Edward Keeler, comisario de Nueva York recuerda a la de Batman y Gordon, salvo que este último no sospecha de la verdadera identidad del caballero oscuro de Gotham. Algo que si hace Keeler y no es la primera vez, puesto que en aventuras anteriores tiene sus sospechas acerca de quien se esconde tras la máscara de Dark Spider.

Pese a que esta es la primera aventura que el autor nos presenta de Dark Spider, ya ha vivido unas cuantas previamente tal y como se nos cuenta a lo largo de sus páginas. Y si alguna vez Del Corral se decide a escribir más peripecias de este justiciero será más que bienvenido. Y es que esta novela resulta muy adictiva y se lee en un suspiro, a ello ayuda la brevedad de los capítulos y que acaban en una escena de suspense que te hace seguir leyendo. De esta forma el autor rinde homenaje a aquellas series que echaban en los cines de Estados Unidos antes de la película, que finalizaban con un cliffhanger en las que el héroe de turno se veía envuelto en una situación en la que su destino estaba sellado y para saber como continuaba había que ver el siguiente episodio. Pues algo así es lo que nos encontramos en este libro.

Al actualizar al personaje, el autor hace que Rita gane peso en la historia. No es la típica damisela en apuros a quien hay que rescatar cada momento. Es un personaje con carácter, valiente y decidido que no tiene problema en empuñar las armas o hacer frente al enemigo. También se nota la actualización del personaje en la diversidad racial de sus compañeros de armas, como el antiguo boxeador negro Noah o el sirviente navajo Neil Cuervo, que con sus conocimientos de medicinas tradicionales indias demostrará ser un muy valioso aliado a la hora de curar las múltiples heridas que sufrirá el protagonista a lo largo de la aventura.

Si hay algo que caracteriza a los diversos autores que han publicado aventuras ambientadas dentro del universo pulp en la editorial Dlorean son los numerosos guiños hacia el mundo del comic o de la cultura popular. Aquí se sigue manteniendo esta norma, por lo que podemos ver a cierto murciélago enmascarado; a un abogado ciego; y a dos periodistas tan famosos del universo Marvel como Urich y Parker.

Desde que comienza el libro, el autor mete la directa y apenas concede un momento de respiro a los lectores. El objetivo con el que fue escrito es el de entretener, y es algo que cumple de sobra. Del corral narra de forma bastante gráfica los tiroteos y las batallas que se producen entre el protagonista y sus enemigos, que utilizan la cultura vikinga y a sus bersekers a la hora de cometer sus fechorías. De esta forma vemos miembros desmembrados, ya sean de personas inocentes o de los malosos, y el efecto de las balas a la hora de penetrar en los cuerpos de los villanos.

Con este libro la editorial Dlorean vuelve a ofrecer a sus lectores una aventura neopulp, llena de situaciones cargadas de adrenalina, emoción y que una vez más hará las delicias a los aficionados a este género literario.